El Papa pide poner fin a la violencia en Gaza

Tras bendecir a la multitud congregada en la plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa imploró poner fin "al estallido de inaudita violencia en Gaza". Benedicto XVI dijo que "estoy profundamente dolorido por los muertos, los heridos y los daños materiales, los sufrimientos y las lágrimas de las poblaciones víctimas de esta trágica continuidad de ataques y represalias". La crisis ha puesto en serio riesgo el viaje papal a Tierra Santa, proyectado para mayo aunque no oficializado.
En un mediodía dominical frío y lluvioso, el pontífice afirmó que "la patria terrena de Jesús no puede continuar siendo testigo de tanto derramamiento de sangre que se repite sin fin". Dijo que es necesario "poner fin a tanta violencia", que condenó "en todas sus manifestaciones". El Papa reclamó restaurar la tegua en la franja de Gaza y pidió "un sobresalto de humanidad y de sabiduría a todos aquellos que tienen responsabilidad en la situación".

También pidió a la comunidad internacional "que no deje de intentar por todos los medios para ayudar a israelíes y palestinos para salir de este callejón sin salida y no resignarse a la lógica perversa del enfrentamiento y de la violencia, sino a privilegiar la vía del diálogo y la negociación".

Las noticias del "crescendo" bélico en Gaza alarman especialmente al Vaticano, porque desde hace meses que se está organizando el "viaje de los viajes" del Papa a Tierra Santa, que realizaron antes Pablo VI y Juan Pablo II, quien peregrinó en marzo de 2000, el año del Jubileo.

Benedicto XVI fue invitado oficialmente por el presidente israelí Shimon Peres en una audiencia que tuvo lugar en setiembre. El portavoz del Papa, el jesuita padre Federico Lombardi, dijo ayer que el viaje de Benedicto XVI a Tierra Santa "sigue a estudio pese a la preocupación por los graves eventos de Gaza". Lombardi confirmó que el pontífice "aún no anunció" la peregrinación, por lo que "es juicioso no sacar conclusiones apresuradas de los eventos que están en curso".

El vocero dijo que con los raids israelíes sobre Gaza "el odio crecerá aún más y las esperanzas de paz volverán a alejarse". "Por cierto Hamas sufrirá un golpe durísimo. Al mismo tiempo es muy probable que no faltarán las víctimas inocentes, que serán numerosas".

El padre Lombardi reconoció que el ataque "era esperado" pero "impresiona por sus proporciones y el número de víctimas".

Comentá la nota