Papá Noel usa cada vez más la tarjeta de débito

La proximidad de las fiestas navideñas tienden a cumplir las expectativas de los comerciantes, que reciben una bocanada de oxígeno después de la recesión de 2009. Por diversas causas, la utilización de la tarjeta de débito marca un cambio de conducta en los consumidores a la hora de pagar.
Siguiendo una tendencia mundial, la utilización de la tarjeta de débito es uno de los puntos más notorios en la reactivación comercial que, con motivo de las fiestas navideñas, comenzó a observarse desde mediados de diciembre en Mar del Plata.

Varios son los motivos por los cuales el consumidor se decidió por este tipo de pagos. El más vigoroso -sin dudas- es el descuento del 10 y hasta el 15 por ciento, más otro cinco por devolución del IVA, que aplican numerosas firmas marplatenses, incluyendo los supermercados. Eso motiva que, ante la decisión de pagar en efectivo, el dinero valga más empleando la tarjeta que llevándolo en el bolsillo.

Por otra parte, la recesión de 2009 motivó que gran cantidad de usuarios emplearan en demasía sus tarjetas de crédito, por lo cual decidieron acudir al débito para no acrecentar sus deudas.

Otras razones prácticas son las incomodidades que en estos días significa concurrir a un cajero automático para retirar dinero, a lo que se suman cuestiones de seguridad.

Esta variante que hoy se observa en el mercado marplatense encuadra dentro de una gran tendencia mundial.

Los estadounidenses -culturalmente ligados al cheque y la tarjeta de crédito- experimentaron en los últimos años un asombroso cambio. Visa, la compañía global de tecnología de pagos, informó que las tarjetas de débito superaron a las de crédito.

"En general el uso de las tarjetas de débito ha estado creciendo desde hace varios años, y prevemos que esa tendencia continuará en el futuro previsible", dijo Bob Whyte, director de productos de débito para el consumidor de Visa para América del Norte.

Whyte remarcó uno de los motivos de ese cambio:"La gente reconoce que la tarjeta de débito le da una mayor sensación de control", factores que -pese a las distancias- coinciden con la realidad del consumidor argentino.

Otra coincidencia con el mercado local es que, según White "los consumidores endeudados están tratando de pagar sus facturas y ya no quieren endeudarse más".

En las navidades de 2008 el 34% de los estadounidenses empleó las tarjetas de débito para sus compras navideñas y se considera que este año superarán el 39 %.

Mientras tanto, un tercio de la población de México considera que una tarjeta de débito ayuda a no sobrepasar su presupuesto durante las compras navideñas y controlar sus gastos, de acuerdo con un estudio de MasterCard Worldwide.

Dicha empresa constató que en Estados Unidos y Canadá prefieren la tarjeta de débito, mientras México aún tiene la costumbre de utilizar el efectivo. Sin embargo, esta postura tiende a revertirse ya que más de un tercio de la población mexicana mantiene una postura positiva ante el débito, pues dos de cada cinco consumidores declara que este tipo de plásticos les ayuda a controlar sus gastos en estas épocas y a mantenerse bajo un presupuesto para no excederse.

Otros aspectos

En otro orden, la actitud previsora ha sido, según comentan los comerciantes marplatenses, uno de los rasgos de este año, ya que a partir de la segunda semana de diciembre se iniciaron las compras de un amplio espectro de artículos, que van de los juguetes a ropa en general o ropa deportiva, adornos, cristalería y hasta sábanas y repasadores, como para que nadie se quede sin su obsequio.

De todos, los lugares que han concentrado mayor afluencia de público son los shopping, que han recibido en estos más de diez últimos días aluviones de clientes. Pero también, esa presencia masiva explica una actitud por parte de los comerciantes, que es otra de las características de este momento: se pueden llevar artículos con tarjeta de crédito, en varias cuotas y sin interés; con importantes descuentos por pago al contado y con otra serie de ventajas, que los propios promotores de la iniciativa revelaron a LA CAPITAL.

Mayor volumen de venta

La conclusión es que a pesar de que muchas empresas todavía no pagaron el aguinaldo, y que los salarios teóricamente no alcanzarían para que cada integrante de la familia -desde el más chiquito al abuelo- tengan su presente, igual se producirá "el milagro de la Navidad" gracias a las facilidades que dan los comercios para cambiar reducción de ganancias por incrementar los volúmenes de venta que, a la postre, significan ingresos similares. Y además, algo muy importante para los propietarios de negocios: logran liquidar los stocks, con el propósito de poder ser renovados y actualizados en esta temporada.

El tercer rasgo apuntado es la calidad de productos que se adquieren. Claro que eso dependerá de los presupuestos y de los niveles económicos del comprador. Sin embargo, uno de los comerciantes consultados señaló una tendencia que habría que analizarla desde una óptica psicológica: cuando mayores son las facilidades de pago -principalmente, con tarjeta o en cuotas-, el cliente se inclina por los artículos más caros.

El cuarto elemento surgido de la consulta de opinión entre los dueños y encargados de negocios es la influencia mediática en las compras. Esto se da, porque se adquiere aquello que sale publicitado en la televisión, revistas, diarios o radio -en ese orden-. Con los juguetes, ese fenómeno toma la dimensión de habitualidad, al punto tal que raramente se lleven artículos que no se ofrezcan en los programas infantiles (por cierto, muy escasos) o en las tandas de los abundantes dibujos animados.

La opinión de los comerciantes

* Andre ("Toy Planet"): "Las ventas están muy bien. Lo que más lleva la gente son los juguetes que se publicitan en los canales infantiles y de dibujos animados. Entre ellos, muchas muñecas, superhéroes y personajes de moda en estos programas. La afluencia de público es permanente durante todo el día, desde que abrimos hasta las 22. Es similar al del año anterior. Y así todos los días, desde principios de diciembre. Se ha venido con tanto tiempo de antelación para evitar colas y para que después cuando vengan a comprar se encuentren con que falta el juguete que piden los chicos.

* Roberto (Sección "Blanco" de "Los Gallegos"): "Tenemos gran afluencia de gente, que viene a ver artículos que hay en este sector de la tienda. Y seguro que es para el arbolito, porque nos piden que se lo envolvamos para regalo. Lo principal que se lleva son sábanas, pero de la mayor calidad posible, y para obsequiar. Igualmente, no falta un juego de repasadores, que tenemos con variados motivos. Esto revela que todos los de la casa van a tener su regalito estas fiestas".

* Diego ("Casanova", artículos de bazar): "A partir, calculo, que del 12 ó 15 de diciembre empezamos a tener un incremento cada vez mayor de público, que viene a comprar artículos para regalar en estas fiestas. Esto denota que han venido más temprano que otros años. También ello es favorecido porque se están haciendo muchas promociones y se dan facilidades con tarjeta de crédito del Banco Patagonia y descuentos por pago al contado. Así evitan las colas. Lo que más se llevan son valijitas y baúles pintados con motivos de los años veinte, floreros, juegos de tazas, velas, changuitos para compras. También, vajilla para estas fechas".

* Martín ("Open Sports"): "Realmente, estamos trabajando bastante bien. Esperamos a mañana (por hoy) que es el día de mayores ventas. Contamos con un local, como éste que es 'premium' de multimarcas, todas de primera calidad. La afluencia de gente la tenemos bastante calculada. Este año ha sido similar al anterior. La semana pasada comenzaron las ventas con cierta continuidad y para regalar en estas fiestas. De aquí se llevan artículos de excelencia, de todo tipo, que va desde la ropa deportiva al calzado confeccionado con la más moderna tecnología. Eso determina que tengamos un público muy puntual".

* Juan Carlos ("Mágico", ropa y artículos para niños): "Las ventas han mejorado mucho en función de cómo venían. Claro que estamos poniendo mucho de parte nuestra. Y lo digo porque el esfuerzo no es sólo físico, sino económico, ya que estamos haciendo descuentos que no corresponderían, pero resignamos ganancias por artículo, a fin de incrementar el volumen de venta. También, estamos absorbiendo los costos de las tarjetas, para que la gente pueda comprar en cuotas sin interés. Por este motivo contamos con mayor afluencia de público, pero no exagerada. Aquí, vienen las abuelas y se llevan todo tipo de artículos".

Comentá la nota