El Papa confirmó su viaje a Tierra Santa

El Papa confirmó su viaje a Tierra Santa
El Papa Benedicto XVI anunció oficialmente, al término del tradicional rezo dominical del Angelus, su viaje a Tierra Santa del 8 al 15 de mayo para rezar por la unidad y la paz en Medio Oriente
"Del 8 al 15 de mayo haré una peregrinación a Tierra Santa para pedirle al Señor, visitando los lugares santificados por su paso terrenal, el preciado don de la unidad y de la paz para Medio Oriente y para toda la humanidad", dijo el Pontífice a los fieles congregados en la plaza de San Pedro.

"Desde ahora cuento con el apoyo espiritual de todos ustedes, para que Dios me acompañe y llene de sus gracias a cuantos encuentre en mi camino", añadió.

Benedicto XVI no dio más detalles sobre el viaje, que ya se anuncia como uno de los más esperados de su pontificado.

Apenas terminado el Angelus, sin embargo, la Santa Sede divulgó un comunicado en el que precisó las etapas de la visita.

El Pontífice visitará la capital jordana, Ammán, y a continuación viajará a Jerusalén, Belén y Nazareth, aceptando "la invitación del rey de Jordania, del presidente de Israel, del presidente de la Autoridad nacional palestina y de la Asamblea de los ordinarios católicos", explicó la Santa Sede.

Desde Alta Galilea, el presidente de Israel, Shimon Peres, dijo estar "muy contento" de la decisión de Benedicto XVI de viajar a la zona y aseguró que este peregrinaje será un acontecimiento "del que emana un aire de paz y de esperanza".

Este anuncio hecho por el Papa llega días antes de que el Pontífice inicie su viaje por África, en el que visitará Camerún y Angola.

Éste será también el primer viaje del Pontífice a África y el undécimo que realiza por el mundo, así como la tercera visita de un Papa a Camerún, tras las dos que realizó Juan Pablo II, en 1985 y 1994.

Desde Camerún se trasladará a Angola para conmemorar el 500 aniversario de la evangelización de ese país africano.

La noticia del viaje de Joseph Ratzinger a Tierra Santa ya había filtrado a través de indiscreciones de prensa el pasado diciembre y en ese momento se esperaba que el Papa diese el anuncio oficial el día de Navidad.

Sin embargo, el estallido de las hostilidades en la franja de Gaza y la consiguiente inestabilidad política en la región, primero, y el escándalo de Richard Williamson, el obispo lefebvriano a quien se le levantó la excomunión pese a haber cuestionado el Holocausto, después, habían puesto un interrogante al viaje y llevado a una fuerte cautela a la hora de hablar de las intenciones del Papa.

El peregrinaje, en efecto, se va a llevar a cabo en un momento de complicadas relaciones entre Israel y la Santa Sede.

Es necesario remendar la relación con los judíos, seriamente amenazada por el embarazoso caso Williamson: en este objetivo han estado trabajando en estos meses incansablemente las diplomacias de ambas partes.

Es así que se logró un primer importante resultado con la audiencia concedida por el Papa el pasado 12 de febrero a los miembros de la Conferencia de los presidentes de las mayores organizaciones judías norteamericanas.

Precisamente a ellos, luego de haber pedido perdón por los crímenes de la Shoah, les había anunciado el viaje.

En tanto hoy, en Jerusalén, el nuncio apostólico en Israel, monseñor Antonio Franco, afirmó el museo-memorial de "Yad Vashem y la Santa Sede no son antagonistas" a la hora de profundizar el análisis de la figura de Pío XII, sino que quieren trabajar juntos para esclarecer el pasado y al mismo tiempo "preservar la memoria".

Franco pronunció estas palabras al abrir un seminario de historiadores -judíos y católicos- dedicado a las últimas investigaciones sobre el rol de Pío XII respecto a la Shoah, uno de los temas delicados de diálogo entre ambas partes.

Comentá la nota