El Papa alude a la crisis interna de la Iglesia y llama a la unidad

El Papa alude a la crisis interna de la Iglesia y llama a la unidad
Respondió a las protestas desatadas tras el perdón a cuatro obispos lefebvrianos.
Mortificado por la oleada de contestaciones que han agitado a la Iglesia en los últimos dos meses, Benedicto XVI defendió el primado del Papa y expresó su deseo de que "la confusión y las tormentas no sacudan a la Iglesia".

Estas palabras las pronunció solamente en alemán, en el mensaje del "Angelus" que todos los domingos dirige en distintos idiomas a la multitud de fieles congregados bajo la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico, en plaza San Pedro.

Ayer era la jornada de la cátedra de San Pedro, que recuerda que Cristo le dijo a Simón de Galilea que "tú eres Pedro y sobre esta piedra construirás la Iglesia".

En su mensaje en lengua alemana, el Papa Joseph Ratzinger dijo que pedirá la intervención de San Pedro, el primer Papa de la Iglesia, para "seguir fieles a la fe verdadera, unidos y vivir con amor unos con otros".

Estas frases fueron interpretadas como una respuesta a las protestas que se desencadenaron en la Iglesia, sobre todo en los países de habla germana, como Alemania y Austria, contra la decisión del Papa Joseph Ratzinger de levantar la excomunión, el 21 de enero, a cuatro obispos ultratradicionalistas de la Fraternidad Pío X creada en 1969 por el obispo francés Marcel Lefebvre.

El Papa Juan Pablo II había fulminado con la excomunión a los lefebvrianos después de que el líder de los ultramontanos consagró cuatro obispos en 1988.

Las protestas alcanzaron su climax por las declaraciones negacionistas del obispo inglés Richard Williamson, quien en una entrevista a la televisión estatal sueca negó el Holocausto de los judíos por los nazis y la existencia de las cámaras de gas.

Williamson era director del seminario de La Reja, cerca de Buenos Aires, y fue destituido por la propia comunidad lefebvriana. El gobierno argentino lo expulsó hace unos días.

Ayer, una fuente del vaticano dijo a Clarín que "Williamson tal vez ya abandonó la Argentina con rumbo a Europa".

La fuente vaticana agregó que el obispo lefebvriano "está seriamente enfermo según nuestras informaciones", pero no fue más preciso.

La misma fuente dijo que la decisión argentina de expulsarlo por sus posiciones negacionistas "merecen elogios y ningún reproche".

Hace unos días la conferencia episcopal austríaca dio una velada reprimenda al pontífice pidiendo que el Vaticano preste "una atención mayor" al nombrar los obispos.

El Papa designó a fines de enero al párroco reaccionario Gerhard Maria Wagner como obispo auxiliar de Linz sin escuchar la opinión local.

Wagner había logrado notoriedad en los últimos años, después de que dijo que el personaje literario Harry Potter era un personaje "satánico" y afirmar que el huracán Katrina que destruyó Nueva Orleans en 2005 no era un fenómeno atmosférico sino un "castigo divino" que se abatió sobre una ciudad pecadora. Wagner renunció al nombramiento la semana pasada y el Papa vivió un episodio de nuevo deterioramiento de su imagen y su autoridad.

Durante una visita al seminario Romano Mayor, el viernes, el Papa tuvo otras palabras amargas contra sus críticos internos. Dijo que en la Iglesia, "en lugar de insertarse en la comunión con Cristo, en el cuerpo de Cristo que es la Iglesia, cada uno quiere ser superior al otro y con arrogancia intelectual hace pensar que él sería el mejor. Y así esconden las polémicas que son destructivas. Es una caricatura de la Iglesia, que debería ser un ánima sola y un solo corazón".

Comentá la nota