Panorama de las violaciones a la libertad sindical en Argentina

Viedma (ADN).- Un informe producido por el Observatorio del Derecho Social de la CTA registra más de 190 denuncias de violaciones a la libertad sindical en la Argentina, durante el primer semestre de este año. De esas presentaciones, el 22 por ciento ocurrió en la Patagonia y, de esta región, la mayor cantidad de denuncias fue en la provincia de Río Negro.
Durante el primer semestre de este año, el Observatorio registró 197 denuncias por violaciones a la libertad sindical en Argentina. De acuerdo con el informe, los casos ocurrieron principalmente en Capital Federal y provincia de Buenos Aires (42% de los casos), seguidas por las regiones de Patagonia (22%) y Centro (13%).

Al desagregar la información por provincia, se observa que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires concentra el 28% de las denuncias, seguida por las provincias de Buenos Aires (14%), Córdoba (12%), Río Negro (9,5%), Mendoza (7%), Santa Fe (6%), Santa Cruz (5%) y Neuquén (3%),

"La mayoría de los actos violatorios de la libertad sindical se dirigen a obstaculizar o impedir la organización colectiva de los trabajadores en los lugares de trabajo, tanto en el ámbito de organizaciones con personería gremial como en sindicatos simplemente inscriptos o en formación", según concluye del informe denominado "Violaciones a la Libertad Sindical en Argentina", producido por Observatorio del Derecho Social.

En relación a los sectores de la actividad económica, los trabajadores afectados pertenecían a la industria manufacturera (19%), la administración pública (18%), la enseñanza (16%) y los servicios de correos y telecomunicaciones (9%).

Las principales denuncias fueron por violaciones a los derechos sindicales y las libertades públicas (43%), dentro de las cuales estaban las violaciones al derecho a la vida, la seguridad y la integridad física, detenciones arbitrarias y agresiones físicas, además de amenazas por causa del ejercicio sindical. Las otras denuncias más registradas fueron: discriminación antisindical y actos de injerencia (32%) y violaciones al derecho a huelga y la libertad de asociación (9%).

La discriminación también fue la principal causa de los despidos de trabajadores. Según el informe, 75% de las denuncias de despidos sin causa fueron originados en la actividad sindical, seguida por otras formas de discriminación durante la relación de trabajo, con 14% de las denuncias.

"Aquí se encuentran los despidos decididos por la patronal como herramienta para incidir en la resolución de un conflicto colectivo de trabajo, o como represalia por la organización y acción colectiva de los trabajadores. Esta práctica antisindical no encuentra una solución efectiva en las disposiciones de las normas vigentes en nuestro país, por cuanto en su gran mayoría se trata de despidos de activistas o trabajadores que no ostentan representación alguna en las organizaciones sindicales con personería gremial, y que por ello mismo, carecen de tutela en los términos de la ley de asociaciones sindicales", destacó en informe.

En relación a los sujetos sobre quienes afectan las violaciones a la libertad sindical, el Observatorio percibió que estas atingen primeramente a trabajadores y activistas (66% de los casos), organizaciones sindicales (13%), comisiones internas y cuerpo de delegados (12%) y, por último, dirigentes sindicales (9%).

Si se considera el tipo de organización al que pertenecen los sujetos afectados, se observa que en el 98% de los casos se trata de organizaciones sindicales de primer grado. Al desagregar estas organizaciones según el carácter del reconocimiento jurídico, la información consignada da cuenta de que el 75% de las denuncias han sido realizadas por aquellas que cuentan con pleno reconocimiento jurídico (personería gremial), representando el 25% restante de los casos a organizaciones con reconocimiento jurídico limitado (simple inscripción, sindicatos de hecho y sindicatos en proceso de formación o institucionalización).

Además, el Observatorio destacó que la mayoría de los casos de violación de la libertad sindical denunciados fue contra empresas privadas (39 %), el Estado en su carácter de poder público - en relación al dictado de normas y la intervención por vías de hecho - (29%) y el Estado como empleador (17%).

El Estado en su carácter de poder público

Al analizar las violaciones a la libertad sindical llevadas adelante por el Estado en tanto poder público se observa que la mayor cantidad de denuncias recae sobre los estados provinciales (56% de los casos), seguidos por el Estado nacional (28%) y finalmente, por los estados municipales (16%).

En este sentido, la jurisdicción que presenta mayor cantidad de denuncias es la Nación (21% del total), principalmente por las denuncias referidas a actos normativos y a la dispersión violenta de manifestaciones por parte de la policía federal. En segundo lugar, las provincias más denunciadas, en tanto poder público, son Río Negro (16%), Córdoba (14%) y Buenos Aires (12%).

En cuanto al actor específico del poder público que ejerce violaciones a la libertad sindical, el 51% de las denuncias remiten a fuerzas de seguridad. Los distintos ámbitos del poder judicial, como así también la normativa vigente, han sido señalados en el 12% de los casos cada uno, mientras que instancias dependientes del ministerio de trabajo y del ministerio público concentran el 7% de denuncias cada uno.

El trabajo – según aclaran los propios autores - permite realizar una aproximación parcial a las violaciones a la libertad sindical acontecidas en nuestro país en el período referido. Ello debido, principalmente, a las características que asumen dichas violaciones, los distintos niveles de visibilidad con que se presentan y los obstáculos metodológicos derivados de las dificultades suscitadas en materia de recolección de información.

Con esto se refieren puntualmente a que la inmensa mayoría de las violaciones a la libertad sindical se producen en el ámbito privado del establecimiento y no se visibilizan a menos que medie un conflicto abierto.

Por otro lado, las fuentes consultadas tienen un importante sesgo sobre el ámbito geográfico en el cual se comete la violación ya que los medios de prensa masivos remiten una importancia central a los hechos que se producen en Capital Federal y GBA.

Finalmente, se explicó que además de los medios masivos de prensa se utilizó como fuentes las publicaciones digitales de medios de información alternativos, las propias denuncias que recibe día a día la asesoría jurídica de la CTA y las denuncias provenientes del análisis de fallos que realiza el gabinete jurídico de la CTA (ADN)

Comentá la nota