Panorama oscuro para este año en el sector agropecuario

La prolongada sequía, la falta de políticas para el campo, la crisis financiera y la escasez de lluvia trazan un futuro complicado para el sector productivo de la provincia de Santa Fe. Desde el Ministerio de la Producción ya anticiparon que hay 700.000 cabezas de ganado menos y bajos índices de preñez y destete. El acuerdo por el litro de leche no se cumple y los tamberos anticiparon medidas. Los rindes de girasol son exiguos y la soja pasa por una situación complicada por la falta de agua. Escasa ayuda para los productores.
El secretario del Sistema Agropecuario, Agroalimentos y Biocombustibles del Ministerio de la Producción, Carlos Sartor, trazó un oscuro panorama para el sector agropecuario en este 2009. “Los pronósticos no son halagüeños y lo peor del caso es que estaríamos entrando a un invierno sin pastura recompuesta, sin la ayuda necesaria para pasar el invierno, porque lo que se está augurando es un año muy difícil” aseguró el funcionario.

En este sentido, Sartor indicó que “le estamos sugiriendo a los productores que tienen que achicar sus planteles, adecuarse a esta nueva realidad en cuanto a la posibilidad de carga de los campos, en lo que a hacienda respecta. También estamos trabajando con los Ministerio de Obras Públicas, de Agua y Protección Civil analizando qué acciones realizar a futuro y tomar recaudos en cuanto realizar taponamiento en canales, seguir con perforaciones, etc”.

“A fines del año pasado, manejábamos que las pérdidas superaban los 2.000 millones de pesos. Entrada la cosecha de girasol los rindes son exiguos, la soja está pasando por una situación complicada porque está en pleno crecimiento, necesita agua y esto no se está dando” apuntó sobre la agricultura.

En cuanto a la ganadería, Sartor señaló que “a priori, y por los datos surgidos en la vacunación antiaftosa, estaría habiendo una disminución en la provincia de 600.000 a 700.000 animales que responde a la mortandad, al traslado que se tuvo que hacer para preservar la hacienda y a la venta que se tuvo que hacer para achicar los planteles”.

“Por otro lado, tendremos las consecuencias a futuro que tienen que ver con los bajos índices de preñez y destete, que no van a superar el 20 por ciento de todo el norte provincial. Esto efectos lo vamos a ver en los próximos años” agregó el funcionario del Ministerio de la Producción.

En tanto, y respecto a producción láctea, dijo que “estamos teniendo contactos con productores e industria, está muy complicado porque en virtud del acuerdo firmado en la Nación, en donde la industria debía pagar un peso por litro y este acuerdo se hizo impracticable”.

Por último, hizo referencia a la económica para el sector y apreció que “la Provincia tiene aportado cerca de 45 millones de pesos a través de las Asociaciones de Desarrollo para pequeños productores. Por otra lado está cubriendo el costo por créditos otorgados a través de la banca por un monto de 18 millones de pesos, y por el lado de la Nación hemos recibido 6 millones de pesos en una primera transferencia, a posteriori 30 millones de pesos y tenemos la promesa que antes del 15 de enero estarían completando una suma de 59 millones de pesos para asistir a los ganaderos de cría y los productores afectados por el trigo”.

Comentá la nota