Panorama financiero: Formosa recibió menos coparticipación en relación a lo presupuestado

Durante la primera quincena de Enero de 2010, las transferencias automáticas de recursos nacionales a provincias (sin los fondos correspondientes al FEDEI, FONAVI, Energía Eléctrica, ni los pertenecientes al Fondo Federal Solidario), ascendieron a $2.656 millones.
Esto implica una expansión interanual del 23% (casi $500 millones adicionales), ubicándose en línea con la tasa observada durante la primera quincena de diciembre (22%) aunque superando en casi 7 puntos el promedio de todo 2009 (16.3%). Respecto a la quincena anterior, se registró una suba del orden del 4.2% (+$106 millones.

Paralelamente, el monto girado a las provincias en concepto del Fondo Federal Solidario ascendió a $142 millones, cayendo un 10.2% respecto a la quincena anterior.

En términos consolidados, las provincias recibieron $2.799 millones durante la primera quincena de enero de 2010, llevando la tasa de expansión interanual al 29.6% e ingresando en las arcas del Consolidado de Provincias unos $638 millones adicionales.

Acá va el primer cuadro

Región Centro: Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe.

Región Cuyo: San Luis, San Juan y Mendoza.

Región NOA: Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero y Tucumán.

Región NEA: Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones.

Región Patagónica: La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Región Pampeana: Buenos Aires y Ciudad de Buenos Aires.

Fuente: E&R, en base a datos de la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias

En términos interanuales, las transferencias a las regiones del norte argentino (NEA y NOA) fueron las que menos crecieron (22% y 21.8%, respectivamente), en tanto que al tope de la escala se situó la Región Pampeana (25.3%), siendo la única región en registrar un crecimiento superior al del promedio regional (23%).

De esta manera, la Región Pampeana fue la única en observar un incremento en su participación relativa (+0.4 pp.), compensada por las caídas registradas en el resto de las regiones, a excepción de la Cuyana.

Proyección Mensual

Estimando una recaudación mensual (neta de seguridad social) en torno a los $19.700 millones, se espera que las transferencias totales del primer mes de 2010 (netas de FEDEI, FONAVI, Energía Eléctrica y FFS) asciendan a $6.428 millones, lo que representaría un incremento del 19.9% en términos interanuales ($1.069 millones adicionales).

De confirmarse las proyecciones, se superaría la meta mensual de transferencias presupuestada por el Gobierno Nacional, que prevé un giro de $6.390 millones a las provincias durante enero. De esta manera, el consolidado subnacional recibiría unos $38 millones adicionales respecto a lo previsto (+0.6%).

En paralelo a esto, las transferencias del Fondo Federal Solidario ascenderían a $291 millones1, con lo cual las transferencias globales se ubicarían en $6.719 millones. En términos agregados, el crecimiento interanual se ubicaría en el 25.4% (+$1.360 millones), claramente por encima del incremento del nivel general de precios durante el mismo período.

Sin incluir el FFS, el mayor aumento interanual se observaría en la Ciudad de Buenos Aires (+21.3% i.a.), en tanto que Chubut y Tierra del Fuego serían las jurisdicciones con menores variaciones interanuales (19.2% y 19.5%, respectivamente).

Adicionando los fondos provenientes de las exportaciones del complejo sojero, la Ciudad de Buenos Aires se mantendría como la jurisdicción con mayor variación (+27.7%), mientras que Chubut permanecería con la menor expansión interanual (+24.5%).

Ascendieron salarios del sector privado

y ahondan las asimetrías regionales

De acuerdo a las últimas cifras suministradas por el Ministerio de Economía sobre la base de la información provista por el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones (SIJP) al tercer trimestre de 2009, la "remuneración bruta" promedio del sector privado registrado ascendió a $3.091.

Los niveles salariales interprovinciales mantienen una importante heterogeneidad, lo que reflejaría las significativas asimetrías existentes entre las distintas regiones de la Argentina en cuanto a la distribución del ingreso.

Al tercer trimestre de 2009, las remuneraciones más altas del sector privado corresponden a las provincias de la Región Patagónica, siendo Santa Cruz la jurisdicción con mayor remuneración promedio ($6.241).

En tanto, las provincias del norte argentino presentarían los salarios privados más bajos.

Santiago del Estero (que pertenece a la región del NOA) es la provincia de menor remuneración ($2.048).

Si a esta última se la compara con la provincia con mayor salario promedio (Santa Cruz), se tiene que la remuneración promedio santacruceña es 3 veces superior a la de la provincia de Santiago del Estero. descripta.

El análisis de estas variables deja entrever que la región patagónica y la Ciudad de Buenos Aires presentan los mayores niveles salariales, dado que estos se encuentran sesgados por el sector hidrocarburífero y los servicios financieros, respectivamente.

Las características salariales del sector industrial y de las economías regionales con una elevada competitividad internacional explican los niveles de salario vigentes en las provincias intermedias.

Por último, las condiciones salariales del sector agropecuario y comercial establecen los niveles salariales del sector privado en las provincias del Norte del país. Además, las regiones con elevados niveles de pobreza, alto desempleo y elevados niveles de empleo informal, tienden a generar un "achatamiento" en las remuneraciones medias, producto de la abundante mano de obra (no calificada) disponible.

Al tercer trimestre de 2009, los salarios de la actividad privada registrada evidenciaron en promedio, un aumento en torno al 18.6% en comparación con la "remuneración bruta" del mismo periodo de 2008 ($2.605).

En tanto, en el resto los salarios crecieron levemente por debajo del promedio, siendo La Pampa la que mostró la menor variación (15.4%).

El alza generalizada de los salarios privados, encuentra justificación en la recuperación del nivel de actividad económica y en la reducción del desempleo. Asimismo, la política de aumentos de los salarios privados impulsados por el Gobierno Nacional y, en los últimos tres años, las negaciones entre los sindicatos y empresas, son los factores que explican mayormente que la mejora salarial haya sido un fenómeno común a las 24 jurisdicciones del país.

Los diferenciales de crecimiento por provincia, en tanto, se justifican a partir de las diferentes estructuras productivas. Por ejemplo, los mayores aumentos en las provincias patagónicas incidencia del sector productor de hidrocarburos, mientras que en Cuyo se explica a partir de la incidencia del sector minero.

Comentá la nota