Panorama desolador de las piletas de San Lorenzo

Un concejal de UNE solicitará al Municipio que intervenga para revertir la situación de abandono.

Vecinos del barrio quieren hacerse cargo del mantenimiento y organizar actividades recreativas en el lugar.

Neuquén > El concejal por UNE, Francisco Baggio, se mostró preocupado ayer por el estado de abandono en el que se encuentra la pileta municipal del barrio San Lorenzo Norte y anunció que le solicitaría a las autoridades comunales que intervengan en el tema.

"Nos reunimos con un grupo de vecinos del barrio que quieren cambiar esta situación, que proponen hacerse cargo en condiciones mínimas de habitabilidad, para luego trabajar en el mantenimiento, y sobre actividades educativas y recreativas", comentó Baggio.

Relató que luego de los actos de vandalismo que sufrió el predio municipal el verano pasado, la comuna "abandonó por completo las instalaciones". Contó que en una visita al lugar pudieron comprobar que se robaron el alambre perimetral, "se robaron el techo por completo de lo que eran los baños, se robaron las pocas cosas que quedaban en el lugar ", comentó.

Señaló que en la pileta que está vacía "crecieron yuyos" y que el panorama es "desolador".

La única del Oeste

Ante esta situación, el concejal de UNE dijo que durante el día de hoy le planteará al director de Deportes o al secretario de Desarrollo Social, Horacio Baldo, la propuesta de los vecinos sobre la posibilidad de comenzar a trabajar sobre el predio. "Esta es una de las posibilidades pero puede haber muchas, lo trágico es que estamos hablando de una pileta municipal, la única del Oeste. La pileta está totalmente destruida y hoy es el único centro recreativo de estas características que tiene la zona ya que los balnearios quedan a unas treinta y cinco cuadras", reflexionó el edil.

Precisó que en caso de poder trabajar en el lugar "se pueden construir cosas antivandálicas", para evitar los destrozos permanentes, "hay que pensar en construcciones de este tipo y en poner seguridad".

Subrayó que no se pueden negar los actos vandálicos que se produjeron durante el verano pasado pero consideró que es necesario que la zona tenga un espacio recreativo, y sobre todo una pileta como la que está emplazada cerca de la Laguna San Lorenzo.

Cabe recordar que el 20 de febrero pasado el centro deportivo de San Lorenzo sufrió un ataque vandálico que obligó a cerrar sus puertas. En esa oportunidad el lugar fue consumido por las llamas y antes de que fuese prendido fuego hubo rotura de techos, robo de electrodomésticos, cocina, termotanque, papeles y muebles de oficina. Semanas antes de ese hecho se habían robado la bomba de la pileta y otros elementos del natatorio.

Comentá la nota