Un panorama muy crudo

El secretario de Finanzas de la provincia, Carlos Fernández, dijo que todos los "esfuerzos y creatividad" están puestos en pagar las obligaciones salariales. Ni hablar de aumentos.
El secretario de Finanzas de Santa Fe, Carlos Fernández confirmó a Rosario/12 que el gobierno provincial tiene "dificultades para cerrar el año" en materia económica. En sintonía con lo planteado por la Casa Gris a los gremios docentes en la reunión paritaria del jueves pasado, el funcionario admitió que "todos nuestros esfuerzos y la creatividad están puestas para garantizar el pago de salarios y el aguinaldo de fin de año". En ese sentido, Fernández advirtió que "al priorizarse las obligaciones salariales será en detrimento de otros gastos en los distintos ministerios", además de continuar con el diferimento a 120 días en el pago a los proveedores estatales. Teniendo en cuenta el estancamiento de la recaudación propia y los giros de coparticipación federal, el Ministerio de Economía proyecta culminar el 2009 con un déficit no menor a los mil millones de pesos. De allí que para el responsable de las Finanzas provinciales, la chance de otorgar un incremento salarial en el próximo bimestre es "muy baja".

El jueves, en el marco de la paritaria con los gremios docentes (Amsafé, Sadop, Amet y Uda), el ministro de Economía Angel Sciara trazó un duro panorama de las arcas públicas provinciales. Fue una primera respuesta oficial ante el reclamo de los maestros para reabrir la discusión salarial antes de que finalice el año.

Los propios referentes gremiales se fueron de la paritaria más que preocupados. A través de un comunicado, el sindicato que nuclea a los docentes de escuelas técnicas (Amet) advirtió que, de acuerdo a los dichos de Sciara, estaba en peligro el pago de sueldo y aguinaldo.

Consultado por este diario, Fernández se esmeró en llevar tranquilidad a los agentes públicos. "El gobierno ha fijado como prioridad, en el marco de una estructura más que rígida del gasto público, el pago de las obligaciones salariales y el aguinaldo", señaló.

- Más allá de la prioridad fijada, ¿está garantizado su pago?

- Todos nuestros esfuerzos y la creatividad están puestas para garantizarlo. Estamos trabajando en esa línea, respondió escueto.

- ¿Esto implica que habrá otras áreas afectadas?

- El gasto público provincial es muy rígido. Además de la carga salarial hay que cumplir con los giros coparticipables a municipios y comunas, pagar jubilaciones, la Ley 5110. No hay mucho margen para recortar en otras áreas, pero obviamente que las partidas al interior de los ministerios puede que se vean resentidas. Por lo demás, a los proveedores les estamos pagando a 120 días.

- ¿En qué situación financiera cerrará el año la provincia?

- Tenemos dificultades para cerrar el año. Estamos proyectando un déficit de alrededor de mil millones de pesos. Hemos tenido aumento en los costos, incremento en los sueldos y los ingresos no se han incrementado en la misma proporción. Tenemos un fuerte desfase con provincias como Córdoba y Buenos Aires que ya han concretado su reforma tributaria y a la vez hay una enorme concentración de recursos por parte del Estado nacional.

- ¿La chance de otorgar un incremento salarial a los docentes como se reclamó en las paritarias es baja?

- Eso se está discutiendo en las paritarias. Pero en este escenario tan complejo es muy difícil hablar de incrementos salariales, no es falta de voluntad de política sino la verdadera situación fiscal en la que nos encontramos.

Comentá la nota