Panmestrismo condena a Negri a cupo femenino

Por pecado de juecismo, el trío Mestre-Aguad-Nicolás no lo quiere en el Comité Nacional. Le ofrecen a su grupo un lugar de los cuatro que le toca a Córdoba, pero para una mujer.
«Hemos enviado señales, hemos hecho propuestas, pero el retorno ha sido muy débil», protestó ayer Heriberto Martínez, el candidato a presidente del Comité Provincia de Alternativa y Renovación (negrismo y compañía).

El panmestrismo, es decir la sociedad política que formaron Ramón Mestre, Oscar Aguad y Miguel Nicolás, lleva la delantera en las negociaciones por la lista de unidad, pero según los referentes de los otros grupos internos van demasiado adelante y son mezquinos.

Curiosamente, no se discute quién será el próximo presidente de la Unión Cívica Radical. Nicolás ofreció a Anselmo Bruno, Mestre lo aceptó y Aguad no se opuso. Anteanoche terminó por cerrarse que el ex senador provincial y ex intendente de Berrotarán y de Corrientes sea el sucesor de Mario Negri. Los propios negristas están de acuerdos e igualmente los angelocistas y los becerristas.

Tampoco hay discusión porque el mestrista Javier Bee Sellares sea el presidente del Comité Capital.

El perfil bajo de Bruno y de Bee Sellares garantiza que el timón político lo llevarán los candidatos puestos para las elecciones de 2011, es decir Aguad para gobernador y Mestre para intendente de la ciudad de Córdoba.

El problema con Negri es que éste quiere ser delegado al Comité Nacional, y el panmestrismo rechaza esa posibilidad.

La UCR de Córdoba tiene cuatro sillas en el Comité Nacional, de los cuales una debe ser ocupada por una mujer, por el demagógico cupo femenino.

Y aquí empiezan los problemas. El panmestrismo quiere que sean delegados Aguad, Carlos Felpeto (por Nicolás) y Carlos Becerra (del Modeso). «Que pongan la mujer», desafían.

A Negri lo quieren afuera del Comité Nacional porque, dicen, la representación cordobesa debe estar integrada por los que rechazaron la alianza con Juez (aunque, por cierto, el entrerriano fue el más enfático coalicionista, pero no el único).

Los negristas aseguran que se aferrarán a la última resolución del Congreso, de abril pasado, por la que si no se bajan las cuatro listas oficializadas debe haber interna. En ese caso, tendrían que competir entre ellos aliados como Mestre y Nicolás.

Sin embargo, trascendió que el contraataque del panmestrismo consistiría en convocar otra vez al Congreso para que permita alterar las tres listas ahora aliadas (Mestre, Nicolás y Becerra) para enfrentar a Negri.

No obstante, debe señalarse que ayer también hubo conversaciones entre diplomáticos del panmestrismo y el Modeso, y los becerristas quedaron espantados de que no haya para ellos más que un secretario en el Comité Capital y dos en el Provincia (al margen, claro de la delegación al Comité Nacional para Becerra).

Comentá la nota