Panessi, duro con Cacault

Villa La Angostura > Apenas se enteró del fallo que lo absolvió del delito de malversación de caudales públicos, el ex intendente del MPN, en el período 1999-2003, Roberto Cacault, salió a pasarle factura al ex jefe comunal peronista Hugo Panessi.
«Era el último juicio que me quedaba», destacó el martes Cacault tras conocer el fallo del juez correcional Mariano Etcheto, quien consideró que no hubo dolo en las decisiones que tomó en la asignación de 124.000 pesos destinados a una cancha de fútbol de la Villa.

Cacault recordó que fueron cuatro juicios los que enfrentó. «Se acabaron los inventos del doctor (Hugo) Panessi», afirmó. Recordó que hace 6 años que dejó la intendencia «y siempre fui blanco de difamación». Dijo que todas las denuncias fueron gestadas a instancias de concejales y funcionarios de Panessi.

El cacique peronista respondió ayer con una filosa carta dirigida a Cacault que envió a los medios. «En primer lugar, debo recomendarle un buen psicólogo, ya que la paranoia es a mi modesto entender un estado en el cual Usted, mi querido Profesor de a poco está entrando», afirmó Panessi. «La paranoia es un término psiquiátrico que describe un estado de salud mental caracterizado por la presencia de delirios auto referentes», añadió.

Sostuvo que «es una lástima que luego de tantos años de funcionario público es poco lo que has aprendido del manual de un buen funcionario, ya que como todo el mundo sabe, cuando uno presume que algo no está bien, o hubo un supuesto derroche o una mala administración de los bienes públicos, es su deber preguntar, investigar, recolectar datos y si se confirma la hipótesis, elevar al órgano competente al efecto que se investigue». «Eso es lo que, justamente, gente de mi administración tuvo que hacer, ya que sino el Tribunal de Faltas me lo podía atribuir a mí», advirtió Panessi.

Sugirió a Cacault que «no hay que ponerse nervioso, ni enojarse por tan poca cosa, la justicia está para investigar, y los que administramos fondos públicos con más razón debemos demostrar que las cosas que hacemos y las inversiones públicas están más que justificadas y en su justo lugar».

El presidente del PJ local sugirió a Cacault que «deberías contarle a nuestra sociedad cuántas locomotoras has adquirido, luego de tu paso por el directorio del Tren Fantasma, o por ejemplo, cuántos vagones han rodados por los carriles del trasandino, o cuántos kilómetros de rieles fuiste a colocar».

Comentá la nota