En Panamá ganó la derecha

El millonario opositor Ricardo Martinelli se adjudicó la victoria en las presidenciales de manera "indiscutible", dijo el Tribunal Electoral. Obtuvo más del 60% de los votos
El empresario opositor Ricardo Martinelli, virtualmente consagrado este domingo como el próximo presidente de Panamá con más del 60% de los votos, prometió "más trabajo y más equidad" durante su gobierno y llamó al resto de los partidos a colaborar con su gestión.

El candidato de la Alianza por el Cambio reunía 60,75% de los votos cuando se llevaba escrutado 71,71% de las mesas y la tendencia era considerada irreversible, según datos oficiales del Tribunal Electoral divulgados.

Martinelli, de 57 años y dueño de la mayor cadena de supermercados del país, había sido claramente señalado por todas las encuestas previas como el gran favorito para las elecciones. En segundo lugar se ubicaba Balbina Herrera, del gobernante Partido Revolucionario Democrático (PRD), con 36,81% de los sufragios, y tercero y último, el ex presidente Guillermo Endara, del Partido Vanguardia Moral de la Patria, con 2,44% de los votos.

En un discurso, pronunciado luego de que se conocieran estos resultados, Martinelli hizo un llamado "a todos los partidos políticos", porque debe "empezar un cambio" que necesita "de los mejores". El virtual presidente electo incluyó en la mención a "los mejores del PRD", porque allí, según afirmó, "hay gente muy buena".

Las compañías y la fundación de Martinelli son muy activas como benefactoras de escuelas, planes deportivos y de salud para zonas empobrecidas del país, lo que el equipo de campaña del empresario hizo valer durante el período preelectoral. Después de que Martinelli comenzara a usar en actos políticos unas zapatillas similares a las que utilizan los pobres del país, los estrategas publicitarios del multimillonario convirtieron ese calzado en símbolo de campaña de la Alianza para el Cambio.

El empresario se graduó en Administración y Marketing en los Estados Unidos, y se presentó con una alianza formada por los partidos Cambio Democratico, Molirena, Unión Patriotica y Panameñista. Durante la campaña, hizo promesas como construir un sistema de tren subterráneo en la capital, y dar más seguridad y más empleo.

Martinelli se desempeñó como ministro del Canal de Panamá y presidente de la Junta Directiva de la Autoridad de la vía, en el gobierno de la presidente Mireya Moscoso (1999-2004), desde el cual impulsó la ampliación del canal. También fue director de la Caja de Seguro Social y candidato presidencial en las elecciones de 2004, ganadas por Torrijos, en las que salió cuarto.

Comentá la nota