Pampetrol dice que pidió permiso para darle información a empresas

Desde la empresa estatal aseguran que tenían permiso de la Subsecretaría de Hidrocarburos para usar información de áreas de exploración. En el organismo guardan silencio sobre el caso.
La empresa Pampetrol convocó ayer a una conferencia de prensa para dar su versión sobre la entrega de información de áreas geológicas a empresas petroleras sin autorización del Estado.

Estuvieron presentes la vicepresidenta de la empresa estatal, Verónica Campo, el síndico Juan Carlos García, el asesor legal Martín Saravia y el representante de Pampetrol ante el Comité Operativo de las UTE, Fabio Grandón.

"Se acusa a directivos de esta empresa de haber obtenido información geológica de la Subsecretaría de Hidrocarburos sin autorización o sin conocimiento de la autoridad", comenzó Campo. "Eso no es cierto en absoluto", afirmó.

La vicepresidenta mostró las notas cursadas supuestamente pidiendo autorización, pero no entregaron copia a los medios. "Comenzamos el 16 de febrero de 2007 en adelante -explicó-, pidiendo toda la información geológica de las áreas que Pampetrol es permisionaria".

Según Campo, la información que tenía Hidrocarburos, que es la misma que tenía la secretaría de Energía de la Nación, ya no es confidencial porque había vencido el plazo de confidencialidad. "Igual para obtenerla necesitábamos autorización de la autoridad de aplicación provincial; están todos los pedidos de autorización, todas las contestaciones de la autoridad de aplicación y todas las contestaciones de la información que nos da la Secretaría de Energía. Está todo como lo recibimos y devolvimos. Obtuvimos la información, la digitalizamos, se la mostramos a nuestros socios -no la vendimos-, se entregó cuando se entregaron los pliegos, y esto como lo recibimos lo copiamos y lo devolvimos", subrayó.

Ayer, por lo menos, desde la Subsecretaría de Hidrocarburos no hubo declaraciones al respecto de lo publicado en la nota periodística ni sobre el descargo posterior de Pampetrol.

"Negocios financieros".

Campo también habló sobre las acusaciones del diputado Hugo Pérez sobre los "negocios financieros" e "inmobiliarios" que las empresas socias de Pampetrol realizan al adquirir las áreas, Campo señaló que "no sé a qué apunta" el legislador del Frepam.

"Tenemos empresas socias, nadie es dueño de nuestras áreas más que nosotros; la provincia nos entregó un permiso para explorar las áreas y son de Pampetrol. Lo único que hicimos fue buscar socios. Para tener un negocio inmobiliario tenés que tener algo para vender y ellos no pueden haber vendido nunca ninguna parte de ningún área", remarcó.

En el caso del ingreso de la empresa Midas a la sociedad entre Pampetrol y Raiser, señalaron que lo único que hizo Raiser fue vender una parte de su porcentaje societario lo cual no está prohibido. "Negocios financieros son todos, por supuesto", admitió la autoridad empresarial.

Los directivos de la SAPEM adjudicaron las denuncias a "intereses de todo tipo y color". "Hay un desconocimiento profundo del tema, hay que hablar con más propiedad", señaló Grandón.

También defendieron a Raiser ante el cuestionamiento del Tribunal de Cuentas sobre su liquidez financiera. Dijeron que al momento de hacer los concursos, la situación bancaria de la empresa conducida por Osvaldo Sortino era de categoría 1. "El TdeC cuestiona dos años más tarde la situación de esta empresa, uno no puede saber que va a pasar en ese tiempo", advirtieron, para luego agregar que "el mismo Tribunal aprobó los pliegos donde Raiser ganó la adjudicación en aquel momento".

"No teníamos dinero"

Sobre la situación de Fabio Grandón, señalaron que su papel es el de representante de Pampetrol ante cada una de las UTE (Unión Transitoria de Empresas) que la empresa integra. Campo indicó que "cada Comité Operativo vendría a cumplir la función de un directorio". "Cuando formamos Pampetrol, teníamos el problema del desfinanciamiento y no teníamos dinero. Por eso en el contrato, en el artículo 5.5, se establece que nuestro socio aportante se iba a hacer cargo de los honorarios de nuestro representante. Eso lo hicimos durante un año, hasta que Pampetrol logró financiarse sólo. Ahí empezamos a pagarle nosotros, que es lo lógico", detalló.

Grandón, por su parte, buscó aclarar que "jamás cobré esa cifra que salió publicada en los diarios (200 mil pesos en 15 meses)". Explicó que "estaba con licencia sin goce de haberes, no estaba trabajando en la Legislatura (donde estaba adscripto), desde febrero de 2008. La renuncia al cargo de la provincia la presenté el 5 de junio de 2009. Apenas salió la nota publicada en LA ARENA el sábado 13 de junio, me presenté el 16 de junio (primer día hábil) ante la Fiscalía de Investigaciones a los efectos que investigue lo publicado". De la renuncia y del pedido a la FIA mostró dos notas firmadas, no así comprobantes de las otras situaciones explicadas en parte.

Además, confirmó que cumple el papel de representante legal en el contrato de la UTE entre Pampetrol y Raiser. Y que por eso es que firmo la inscripción de Midas en la Dirección de Personas Jurídicas. También, indicó que por todos esos conceptos "solamente cobro un sueldo por Pampetrol".

Comentá la nota