El PJ pampeano sigue en ebullición

El justicialismo pampeano no deja de discutir. Lejos de tomarse vacaciones, el PJ pampeano continúa metido de lleno en su crisis de identidad, que lleva a algunos a insistir con discursos que apuntan a la "unidad", aunque al mismo tiempo los cruces mediáticos dejan en evidencia el conflicto de posiciones e intereses.
El que reapareció en las últimas horas fue el diputado nacional Roberto Robledo, que durante la semana pasada hizo algunos gestos como para diferenciarse del senador Carlos Verna, pero que en esta ocasión le apuntó sus dardos al presidente del PJ Rubén Marín, a su vez convertido en un soldado kirchnerista.

La posición de los legisladores pampeanos en el escenario nacional es lo que ahora genera estas rispideces, que en realidad surgen de la propia historia del PJ pampeano, que en los últimos años se ha visto convulsionado por internas y luchas de poder permanente.

Marín pretende que Verna y los suyos queden claramente alineados con el gobierno nacional, pero desde la Plural se sienten más cómodos manteniendo distancia del gobierno de Cristina Fernández: con el argumento de que no forman parte del Frente Para la Victoria optaron por armar el bloque del PJ-La Pampa, que insiste en aclarar que no es opositor, pero que al mismo tiempo tampoco es oficialista.

La disputa en torno al Fondo del Bicentenario y a la figura del presidente del Banco Central Martín Redrado generó otra pelea veraniega en el PJ pampeano. Mientras Marín recorre la provincia pidiendo respaldo a la presidenta, los legisladores del PJ de nuestra provincia aceptan conversaciones con la oposición y mantienen su ambigua postura frente al tema.

En ese marco, Marín cosechó reproches tras su última aparición, cuando la semana pasado elevó la voz para reclamarles a los legisladores pampeanos que se comporten de acuerdo a la visión del tema que tiene el partido. Robledo salió a contestarle. Y el nuevo cruce mediático parece ser apenas un aperitivo de una disputa de fondo, que en el caso puntual y formal del PJ pampeano se llevará a la mesa de reuniones del consejo partidario, el próximo 8 de marzo.

Robledo le recordó a Marín que su voto contra la Resolución 125 fue fundamental para que el vice-presidente Julio Cobos apareciera como un dirigente político de peso en el concierto nacional. Aquella vez, Marín votó contra el gobierno nacional que quería aumentar las retenciones.

"Me extraña la preocupación de Marín por saber cuál va a ser el posicionamiento que van a tomar los legisladores nacionales por La Pampa, cosa que él nunca consultó para nada respecto cuál era el pensamiento del partido, de los compañeros y del gobernador, cuando le tocó la enorme responsabilidad de decidir a él como senador sobre la Resolución 125. La realidad es que si Marín hubiera votado coherentemente, Cobos no sería lo que es, ahí se olvidó de acompañar al Gobierno nacional como tanto reclama, él siempre tomaba decisiones y nunca nos vino a consultar. Cobos existe políticamente gracias al voto de Marín. Por eso no entiendo por qué ahora reclama que los otros acompañen a la presidenta cuando él cuando lo tuvo que hacer, no lo hizo. Que no me venga a decir que lo hizo defendiendo a La Pampa, porque no es verdad, la soja a nosotros no nos cambia la economía provincial, incluso lo ha dicho el mismo Marín".

Para no quedar pegado al radicalismo, el Pro o el ARI, Robledo también aclaró: "Existe un oportunismo de la oposición que le está haciendo mucho daño al país y que hace que el costo lo paguemos todos los argentinos. Todas las maniobras que hacen el arco político enfrentado con la presidenta y su gabinete repercute en el exterior, lo que genera desconfianza y pérdida de credibilidad ante los organismos internacionales de crédito como así también ante los inversores. Esto va a traernos consecuencias sobre la economía y los sectores desprotejidos, después los mismos que se oponen van a culpar al Gobierno cuando en realidad son ellos mismos los que han generado los problemas".

Comentá la nota