La Pampa relegada en el reparto de la ayuda por la sequía

Diez millones de pesos. Esa es la suma que recibió hasta el momento La Pampa para hacer frente a la peor sequía registrada en el país en los últimos 50 años. Y, pese a los anuncios presidenciales que en los últimos días indicaban la llegada de alrededor de 300 millones para las provincias afectadas, hasta ahora la Provincia no ha recibido más fondos.
En comunicación con LA ARENA, el Director General de Agricultura y Ganadería, Pedro Goyeneche, explicó que los 10 millones recibidos estarán llegando en los próximos días a los productores de los departamentos afectados. Sin embargo, aseguró que esa suma “es claramente insuficiente” si se tiene en cuenta la magnitud de la sequía en La Pampa.

Los departamentos declarados bajo emergencia o desastre agropecuario son Atreucó, Guatraché, Hucal, Caleu Caleu, Conhelo, Toay, Utracán, Lihuel Calel, Loventué, Chalileo, Chicalcó, Puelén, Curacó, Limay Mahuida, y casi la totalidad de los lotes correspondientes a Rancul, Realicó, Trenel, Conhelo, Quemú Quemú, Catriló y Capital.

Según Goyeneche, los diez millones enviados por Nación llegarán a alrededor de 2.000 productores pampeanos, “pero en La Pampa hay cerca de 9000 en total, y acá no hay que olvidar que casi toda la provincia está sufriendo la sequía”. El Director de Agricultura y Ganadería fue claro al indicar que los fondos recibidos hasta ahora desde la Sagpya “no alcanzan” y aseguró que las autoridades pampeanas vienen desde hace algún tiempo solicitando una ampliación de aquél monto original.

Cabe recordar que el gobernador Oscar Mario Jorge fue uno de los mandatarios provinciales incondicionales de la presidenta Cristina Fernández en los álgidos meses de la disputa entre las entidades ruralistas y el Gobierno nacional. Sin embargo, según algunas fuentes, en los últimos días se habría unido al pedido de otros gobernadores para que el Estado asista más enérgicamente a las provincias afectadas por la sequía.

En tanto, Goyeneche confirmó que durante la semana pasada hubo contactos a nivel ministerial con Nación para solicitar más dinero. Según dijo, el tema estaría en manos de Abelardo Ferran, ministro de la Producción, y de Enrique Schmidt, subsecretario de Asuntos Agrarios.

Frente a algunas fuentes que indicaban que el pedido provincial giraba en torno a los 100 millones, Goyeneche se excusó de confirmar o negar esa suma por cuanto, dijo, aún no se ha hecho una cuantificación como para dar un número redondo.

Operatoria.

Por lo pronto, lo que estará llegando en los próximos días a los productores afectados es parte de los diez millones que ya recibió la Provincia. De esa cifra, el 90 por ciento se destinará a la actividad ganadera mientras que el 10 restante irá hacia los productores trigueros.

Según explicó Goyeneche, la Secretaría de Asuntos Agrarios viene recibiendo desde mayo del año pasado – cuando se decretó la emergencia agropecuaria en los primeros departamentos – las declaraciones juradas de los productores afectados y, una vez analizadas, desde Provincia se girará el dinero a los municipios y éstos serán los encargados de liberar cheques a nombre de los solicitantes. El funcionario aseguró en el transcurso de esta semana se estarán efectivizando los pagos.

Cuantificación.

La mayor sequía que vive el país en el último medio siglo tendrá sin dudas consecuencias profundas en la recaudación del próximo año. Por lo pronto, algunos estudios indican que los daños alcanzarían a los 3.000 millones de pesos en todo el país.

En La Pampa, en tanto, aún no hay cuantificaciones como para arrojar algún dato preciso. Goyeneche explicó que en la última semana se hicieron algunas recorridas campo adentro pero que los primeros datos concretos recién se tendrán a fin de mes, “cuando se complete la vacunación de los rodeos y se pueda tener precisiones sobre la mortandad sufrida en el año”.

Por lo pronto, el Director de Agricultura y Ganadería aseguró que los efectos se sentirá no sólo en el corto plazo, sino especialmente en los años venideros, cuando se note drásticamente la merma en los rodeos. En cuanto a la agricultura, la crudeza de los últimos meses repercutirá, más rápido, en la próxima cosecha.

Comentá la nota