La pampa es más húmeda si la riegan fondos públicos

La pampa es más húmeda si la riegan fondos públicos
Un estudio del área de Producción destaca que entre reducciones de gravámenes, planes de estímulo, subsidios, créditos subsidiados y recursos para áreas específicas, el Estado destinó en 15 meses 21.739 millones de pesos al sector. El Gobierno recibe hoy a la Mesa de Enlace.
Los dirigentes patronales del campo están utilizando entre sus métodos de presión ante el inicio del diálogo con el Ejecutivo el argumento de que "hasta ahora, en las charlas con el Gobierno, nunca conseguimos nada". La frase contrasta con la inédita cantidad de decretos, resoluciones y nuevos programas a favor del sector que se lanzaron desde el comienzo del conflicto, en marzo de 2008, a la actualidad. En total, fueron 47 medidas que cedieron beneficios al campo, que sumados a los distintos gastos de la administración nacional y los créditos subsidiados destinados al sector, arrojan una cifra de 21.739 millones de pesos en 15 meses. Los datos forman parte de un informe que preparó la ministra de Producción, Débora Giorgi, para la Presidenta. Reducción de retenciones, plan ganadero, aportes a las economías regionales, subsidios por sequía, créditos a tasa blanda y compensaciones y estímulo a la producción son algunos de los beneficios otorgados en poco más de un año, prácticamente desde el inicio mismo del prolongado conflicto por las retenciones móviles, en marzo de 2008.

Desde que la presidenta Cristina Fernández llamó al diálogo a los distintos sectores económicos, la Mesa de Enlace tomó distancia descalificándolo y poniendo en duda la verdadera intención del Ejecutivo. Hubo más de una expresión del núcleo empresario agrícola señalando en los últimos días la ausencia de expectativas respecto de la reunión con el Gobierno. "Hasta ahora, siempre nos fuimos con las manos vacías de esas charlas", aseguró ayer Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria. A la luz de las estadísticas oficiales, la realidad parece ser otra.

Sólo sumando las rebajas de retenciones a granos, productos frescos y lácteos, el Gobierno benefició al sector con una desgravación impositiva de 1010 millones de pesos. Desde abril de 2008 el sector recibió por diferentes políticas, transferencias por 9373 millones de pesos y por subsidio de tasas de interés, 5953 millones. Un total de 15.326 millones de pesos en ocho meses, el 62 por ciento de lo que recaudó el Estado en materia de retenciones agropecuarias. En total, desde el inicio del conflicto el Tesoro destinó al sector agropecuario 21.739 millones de pesos.

El listado de medidas que elaboró el Ministerio de la Producción consta de siete páginas que contienen 19 ítems, con 47 medidas a favor del sector agropecuario. Lo que sigue es un resumen de las principales medidas y políticas para el sector.

- Baja de retenciones. Los derechos de exportación de trigo se redujeron de 28 por ciento a 23 y los del maíz, de 25 por ciento a 20 en noviembre pasado. El costo fiscal de esta medida fue de 550 millones de pesos, contabilizando las ventas externas procesadas hasta el 30 de junio último. También se redujeron un 50 por ciento las retenciones a frutas y hortalizas, lo que significó una resignación del fisco en el período mencionado de 160 millones de pesos. La eliminación de las retenciones a la exportación de leche en polvo tuvo un costo fiscal de 300 millones de pesos.

- Sequía. En 2008, el Ejecutivo dispuso 285 millones de pesos para apoyar directamente a los productores para cubrir costos de reimplantación de cultivos y pérdidas por mortandad de animales, destinados a las nueve provincias afectadas. Más otros 12 millones por otros eventos climáticos, como heladas, granizo y exceso de lluvias. En 2009 se declaró la emergencia agropecuaria y se destinaron 1700 millones de pesos para ayudar a productores trigueros y de ganado con subsidios directos, diferimientos impositivos y refinanciación de pasivos.

- Leyes de aportes de fondos a economías regionales. En total se destinaron 505 millones de pesos para fondear la Ley Algodonera, que alcanzó a 23 mil productores; la Ley Forestal, con más de 2000 productores beneficiados; la Ley Nacional del Tabaco, que llegó a 30 mil productores; la Ley Ovina y el Plan Frutihortícola Nacional.

- Fondo de Promoción de Economías Regionales. Es un plan acordado con los gobernadores provinciales que premia a los productores que aumenten su competitividad con una rebaja de las retenciones a la exportación del 50 por ciento. Hasta ahora se destinaron 2230 millones de pesos a las provincias de Misiones, Mendoza, San Juan, Chaco, La Pampa, Santiago del Estero y Tucumán.

- Compensaciones lácteas. Desde mediados de 2008, el precio internacional de los lácteos cayó más del 50 por ciento. Desde entonces, los productores vienen reclamando que el Estado se haga cargo de la diferencia entre el precio de venta y sus costos. En total, el fisco lleva gastados 560 millones de pesos para "salvar" los tambos. De ese total, destinó 300 millones con el subsidio de 10 centavos por litro a los productores de menos de 3000 litros diarios. Luego se sumaron 60 millones más para los productores más pequeños. Y en marzo último, otros 200 millones de pesos para cría de terneros machos overos de tambo.

- Plan Ganadero Nacional. El plan elaborado por el INTA benefició a 10 mil productores de ganado con 223 millones de pesos en 2008 y 135 millones este año. Además, se sumaron 400 millones de pesos para el estímulo a la producción de novillos pesados. La ley establece el beneficio para quienes faenen ganado de más de cuatrocientos kilogramos.

- Créditos subsidiados. El Banco Nación implementó desde el año pasado distintas líneas de crédito con tasas subsidiadas por la Secretaría de Agricultura para siembra, cosecha, prefinanciación de exportaciones y compra de maquinaria agrícola. Hasta el 30 de junio último se otorgaron por este medio 7213 millones de pesos. El sector agropecuario acaparó en los últimos doce meses el 60 por ciento de los créditos a pymes del banco oficial.

- Subsecretaría de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar. La nueva subsecretaría aporta mejoramiento tecnológico y de condiciones de comercialización para las explotaciones familiares. Además, apoya obras de infraestructura de predios y comunitarias. Desde su creación a mediados de 2008, lleva gastados 402 millones de pesos. Los dos principales programas son Proinder y Prodernoa.

- Créditos internacionales. En 2008 el Estado pidió 1080 millones de pesos al Banco Mundial, que destinó íntegramente al sector agropecuario. Fundamentalmente, al programa Prosap, que se ocupa de infraestructura rural y servicios agropecuarios.

- Subsidios al gasoil. Del total de los fondos que utilizó el Estado en los 15 meses que relevó el informe, el Ministerio de la Producción estimó que 1505 millones de pesos se utilizaron para el sector agropecuario y de transporte de carga para el agro.

- INTA y Senasa. El Ejecutivo agregó al presupuesto de estos dos entes destinados al sector agropecuario 1280 millones de pesos. INTA y Senasa son los dos organismos que están más cerca de los productores, pues cuentan con oficinas en todo el país. Trabajan en la transferencia de tecnología, capacitación y otros servicios destinados a aumentar la productividad del sector.

- Maquinaria agrícola. En varias oportunidades la Mesa de Enlace se mostró como representante de los empresarios de maquinaria agrícola. El año pasado el Tesoro emitió bonos por 977 millones de pesos, que distribuyó entre las empresas fabricantes de máquinas para el agro. Los bonos que se entregan equivalen al 14 por ciento de la facturación de cada empresa. Los empresarios pueden utilizar estos bonos para cancelar impuestos o los pueden comercializar en una entidad bancaria.

Comentá la nota