La Pampa: El PJ ganó ajustado y el kirchnerismo no retuvo ninguna banca

El Partido Justicialista ganó ajustadamente las elecciones legislativas nacionales en La Pampa y logró quedarse con cuatro de las seis bancas legislativas -tres diputados y tres senadores- que se ponían en juego.
Las dos bancas restantes quedaron para el Frepam, una alianza de la UCR, el Socialismo y el desarrollismo local.

Para los cargos de senadores, el PJ terminó con el 38,5% y el Frepam con el 35% de los votos, en tanto que en diputados se impuso por el 37,5% contra el 35,5%.

Con estos resultados, al Senado irán Carlos Verna (PJ), María Higonet (PJ) y Juan Carlos Marino (Frepam), en tanto que a Diputados concurrirán Cristina Regazzoli (PJ), Roberto Robledo (PJ) y Ulises Forte (Frepam).

En La Pampa se materializó, como se preveía en las encuestas, el descontento contra el kirchnerismo, en particular por los conflictos con el campo. Desde el PJ, Carlos Verna, ex gobernador pampeano, anticipó antes de las elecciones que luego de diciembre no se sumaría a la bancada oficialista. En tanto que el Frepam presentó entre sus candidatos a diputado -finalmente accedió al Congreso- a Ulises Forte, vicepresidente de Federación Agraria Argentina.

Así, el kirchnerismo, representado localmente por el Frente Amplio quedó muy lejos y no pudo retener las bancas que ya poseía: dos en el Senado y una en Diputados. Era previsible antes de los comicios pero igual significa un revés importante en el conteo último a nivel nacional.

Desde el rincón de los vencedores, Carlos Verna, senador electo por el PJ, tomó este triunfo con un sabor agridulce porque perdió en la capital provincial y en otras localidades históricamente vinculadas al PJ .

El opositor Frepam se impuso en Santa Rosa, en General Acha y Realicó, tres de las principales localidades de La Pampa, en tanto que el PJ ganó ampliamente en General Pico.

En Santa Rosa, la derrota en la capital pampeana, por 35% a 26 %, resultó un duro golpe a Carlos Verna, el candidato a senador nacional.

Con esta victoria ajustada a nivel provincial, el futuro político de Verna es incierto, al quedar en seria duda su hegemonía en el PJ y su candidatura para volver a la gobernación en 2011.

Con un total de 241.127 personas habilitadas para votar al cierre de los comicios habían concurrido entre el 70 y el 75% de los electores, según estimativos de las autoridades de mesa.

Por la mañana, los comicios se abrieron con un retraso de media hora. Aunque no se registró un faltante significativo de presidentes, la fiscal federal Marta Odasso anticipó que llamará a indagatoria a cuatro personas que no se presentaron a cumplir con su designación como autoridades en las localidades de Santa Rosa y Caleufú.

En tanto, un joven fue esposado y llevado a una comisaría, en General Pico, cuando provocó disturbios en el Registro Civil porque no le dieron su documento para votar.

Comentá la nota