Pampa Energía invertirá en producción de gas en Neuquén

El presidente de la empresa, Marcelo Mindlin, dijo que comenzaron los contactos con operadoras para asociarse en proyectos de Gas Plus.

El fluido obtenido será destinado a la central Loma de La Lata. Ayer recorrió las obras de ampliación de la usina junto a Jorge Sapag.

El presidente del grupo Pampa Energía, Marcelo Mindlin, informó ayer que la empresa estudia asociarse con productoras gasíferas en la provincia para invertir en pozos de gas.

"Estamos explorando con mucha cautela asociarnos con productoras de gas para aportar financiamiento para desarrollar yacimientos que hoy no están siendo explotados", aseguró, tras una recorrida por las obras de conversión a ciclo combinado de la usina térmica Loma de La Lata, de la cual participó el gobernador Jorge Sapag.

"Estamos hablando con varias empresas, por ahí queremos seguir creciendo y Neuquén es una de las provincias más interesantes", indicó Mindlin. La idea de Pampa Energía es asociarse con operadoras en proyectos de Gas Plus, para obtener el fluido que consume la central.

Las obras adicionarán 178MW de capacidad instalada a la central mediante la instalación de tres calderas de recuperación de calor y una turbina de vapor. Se trata de una inversión de unos 250 millones de dólares, que Mindlin calificó como "la más grande que está haciendo el sector privado en el país en la actualidad".

Cuando los 178 MW se agreguen a la capacidad actual de 369MW, Loma de La Lata representará el 2% de la potencia eléctrica de todo el país y el 2,5%de la generación. La usina consume 2,5 millones de metros cúbicos por día de gas, (el 2% de lo que se produce en la Argentina) valor que se mantendrá cuando se cierre el ciclo combinado.

El 80% por ciento de la nueva energía producida va a ser vendida por Pampa Energía a la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista S.A. (Cammesa) y el otro 20% se pondrá en el mercado como Energía Plus.

El presidente del grupo empresario destacó que una vez que entre en funcionamiento el ciclo combinado (se estima que será julio del año próximo) la central consumirá "el mismo gas de manera mucho más limpia", por lo cual la obra obtendrá los beneficios de los bonos verdes establecidos por el Protocolo de Kyoto para los emprendimientos que reduzcan las emisiones de dióxido de carbono. Aseguró que es el principal proyecto de América Latina dentro de ese programa.

"Una obra de esta magnitud sólo es posible si hay un apoyo entre el sector privado y el público. En este caso es posible porque el Gobierno nacional puso en marcha dos esquemas: Energía Plus y Gas Plus. La totalidad del gas que va a consumir esta planta va a ser de Gas Plus. Pampa Energía va a ser líder de consumo de Gas Plus porque no hay otro contrato de esta magnitud de 2,5 o 2,6 millones de metros cúbicos al día", destacó Mindlin.

Y añadió que el proyecto conforma "un engranaje que pone en funcionamiento Energía Plus, Gas Plus y el desarrollo de yacimientos". Sapag remarcó que la obra tiene "500 obreros trabajando, el 90% por ciento de ellos habita en Neuquén".

Con respecto al manejo financiero de la compañía, dijo que se recompró "el 14% de las acciones, durante el pico de las crisis financiera internacional cuando los inversores entraron en pánico y a nosotros nos pareció que no había mejor inversión para la empresa que recomprar sus acciones a un descuento enorme, a 0,97 centavos promedios por acción y hoy están a 1,80. Pero tan importante como la recompra de acciones fue la recompra de deuda, nos vendieron los bonos a la mitad. Son muchos recursos que antes iban a pagar intereses y ahora se van a invertir en el país".

Con respecto a la coyuntura de precios energéticos en el país, el presidente de Pampa Energía consideró que "el Gobierno tomó una decisión que ha sido muy clara que es reducir los subsidios indiscriminados. Es una decisión que apoyamos totalmente. Subsidios indiscriminados para todo el mundo generan un sistema injusto porque me subsidian a mí en el consumo de electricidad, que no lo necesito, y esos recursos podrían ser destinados a salud, educación o infraestructura".

Comentá la nota