La Pampa apoyó la creación del Fondo del Bicentenario

El vicegobernador envió un escrito al PEN para manifestar su apoyo al decreto de la presidenta. "Está como la temperatura ambiente" respondió, sobre la interna justicialista.
El gobierno de La Pampa manifestó oficialmente su apoyo a la creación del Fondo del Bicentenario proyectado por la presidenta Cristina Fernández y destinado a pagar vencimientos de la deuda externa y liberar reservas para obras o atención fiscal de las provincias. En una visita a Eduardo Castex para encabezar la entrega de créditos productivos, el vicegobernador Luis Alberto Campo reveló ayer que el gobernador Oscar Jorge, actualmente de vacaciones, lo instruyó para que envíe "por escrito" una adhesión formal a la creación del Fondo de 6.500 millones de dólares que desató un escándalo político y provocó la salida de Martín Redrado de la Presidencia del Banco Central de la República Argentina.

"Creo que es la posición correcta, porque esos fondos permitirán que Argentina resulte más creíble, que bajen los intereses y aparezca el financiamiento externo que hoy no tenemos" dijo. En declaraciones formuladas al terminar el acto, agregó que sostuvo una comunicación telefónica con el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, para transmitirle que "ya mandamos un escrito con nuestra adhesión, para acompañar el documento que emitirá la presidenta".

La decisión adoptada por el gobierno provincial "no corresponde a un análisis sobre las oportunidades políticas ni opiniones de funcionarios políticos, sino a la necesidad de comenzar a pagar la deuda externa para que bajen los intereses de los créditos, tanto los que tomará el país como los que necesitan nuestros empresarios", advirtió.

No obstante, el piquense cuestionó el procedimiento adoptado por la administración kirchnerista, y consideró que frente a la magnitud de los recursos afectados "debió haber privilegiado la vía del Congreso", si bien reconoció que los decretos de Necesidad y Urgencia "son una medida legal y constitucional".

Interna ardiente.

Consultado sobre la situación interna del Partido Justicialista de La Pampa, respondió que "actualmente está como la temperatura ambiente, muy difícil" de soportar y consideró que Darío Hernández y Juan Carlos Tierno "sostienen actitudes pendulares, porque van de un lado para el otro". "Nadie les pidió que se fueran, tomaron esa opción y tendrán sus motivos y razones" agregó, para concluir que los dirigentes políticos "no deberían sustituir la estructura de un partido por proyectos políticos personalistas". No obstante, ese conflicto "no es exclusivo del PJ sino de todos los partidos políticos", aclaró.

-¿Cómo terminará la puja entre la posición de la Línea Plural para mantener una independencia legislativa y el reclamo de Convergencia para que nuestros legisladores nacionales se sumen al FPV?

-Se hace mucha bandera con eso, sin razones. El PJ de La Pampa tiene denominación propia en el Congreso, pero no es opositor al gobierno nacional. Adherimos a muchas políticas y lo demostramos apoyando el Fondo del Bicentenario, pero también pretendemos decidir sobre cuestiones que afectan a la provincia, como las políticas que perjudicaron nuestra zona de cría marginal. Los votos pampeanos serán muy discutidos y analizados. Acompañamos todas las medidas positivas de este gobierno, pero queremos mantener una mirada regional, porque es la única manera de hacernos fuertes. Si lo resumimos a la óptica nacional, somos dos votos sobre 72, pero si comenzamos a trabajar regionalmente, habrá otros senadores que tendrán posiciones comunes con La Pampa.

Comentá la nota