Pami cuenta con red alternativa de internación para sus afiliados

Las redes de los sanatorios Antártida y Palacios, como así también el Hospital Perrando, cuentan con gran capacidad para absorber la demanda de internación que, según explicaron, no es mucha en estos días.
A partir de la hora 0 de ayer, la Asociación de Clínicas y Sanatorios del Chaco cumplió con la medida anunciada y suspendió las internaciones a los afiliados del Pami por descuentos en el pago de las prestaciones, según justificaron.

Mientras tanto, desde la obra social nacional garantizaron la atención a través de una red sanatorial alternativa, gracias a los convenios individuales que realizó en su momento el organismo. De esta forma aquellos ancianos que precisen el servicio de internación cuentan con las redes de los sanatorios Antártida y Palacios a través del Colegio Médico Gremial.

También aclararon que solamente se interrumpe el servicio de cama, no así los de alta complejidad.

Mientras que aquellos afiliados que ya estaban internados antes del inicio de la medida de fuerza, continuarán hasta su alta pese a que se trate de sanatorios adheridos a Aclysa.

Además de las redes sanatoriales, el Hospital Perrando extendió las horas guardias a fin de absorber la demanda de atención que tenga como consecuencia esta medida de fuerza.

No obstante, fuentes cercanas informaron que tanto en las redes alternativas como en el hospital «sobran camas», ya que es baja la demanda. «Los abuelos no se enferman tanto en verano como en invierno», diferenciaron desde una clínica consultada.

Desde el Pami explicaron que aquellos afiliados que requieran internación llamen a los servicios telefónicos gratuitos de Pami Escucha: 138 o 0800-222-7264 disponibles todos los días las 24 horas, donde les informarán acerca de los sanatorios disponibles más cercanos a sus domicilios y los papeles que deben presentar.

Los motivos

de Aclysa

Por su parte el titular de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, explicó los motivos que derivaron en la medida de fuerza.

Según detalló, se efectuaron descuentos de dos facturas ya pagadas por el Pami a los prestadores, una de diciembre 2008 y otra de julio de 2009, sin dar las respectivas explicaciones.

«No se puede aceptar un descuento por supuestas irregularidades cuando no sabemos de qué se tratan éstas, queremos que se nos muestre por qué se produce ese débito y no nos quieren dar explicaciones», indicó el dirigente médico.

«¿Cómo hacemos ahora nosotros para explicarles a 1.000 médicos y a unos 40 sanatorios que de lo que les pagamos tenemos que descontarles y que no sabemos porqué o a quién tenemos que hacerle el descuento, o de quién o quiénes es la irregularidad; así es imposible», insistió.

Pami paga

Mientras que la directora ejecutiva de la obra social, Cristina Aboitiz, consideró que el cese de los servicios por parte de la asociación «carece de fundamentos sólidos ya que no puede excusarse en la falta de pago».

En este sentido indicó que «el 23 de diciembre pasado Pami terminó de pagar los montos correspondientes a noviembre 2009 y en menos de una semana se pagará diciembre, cancelando los pagos de 2009», detalló Aboitiz.

De igual manera remarcó que se pagaron «importantes montos de excedentes, inclusive a cuenta de prestaciones no conformadas según las auditorías médicas».

Comentá la nota