En el MPN ya palpitan otra interna

Tras las elecciones de este domingo, el partido provincial deberá resolver qué hacer con la conducción partidaria. A internas se convocará, pero existe la posibilidad que se intente un consenso "de transición", con Salvatori y Lores.
Las 12 horas de votación del domingo pasarán velozmente para el Movimiento Popular Neuquino, un partido que en los últimos tiempos parece vivir en situación de insatisfacción permanente, que ya atravesó dos internas este año, y que se prepara para otra más antes de terminar 2009: la que definirá una nueva conducción partidaria.

El MPN deberá convocar a estas elecciones casi inmediatamente después de conocido el resultado de este domingo. Le vaya bien o mal, el proceso de internas es inevitable. Aunque -según se comenta- habrá algún intento para consensuar una "conducción de transición" que consagre a un club de veteranos, en la categoría de "incuestionables" que pueda asumir la presidencia de la Junta de Gobierno y de la Convención partidaria.

Estos veteranos que algunos ofrecen como solución coyuntural para dar más tiempo a un partido que se cimbronea entre tirones generacionales, son los mismos que fueron comisionados en su momento por la cumbre entre Sapag y Sobisch: el ex gobernador y actual titular de la Agencia de Inversiones, Pedro Salvatori, y el actual senador Horacio Lores.

Salvatori y Lores habían sido elegidos por Sobisch y Sapag como los hombres que encaminaran un proceso de búsqueda de unidad dentro del partido. Esa unidad no se ha logrado hasta ahora: de hecho, el MPN vivió una interna bastante apasionada el 5 de julio pasado, cuyo resultado consagró a la Lista Azul del oficialismo.

¿Qué pasará con la conducción partidaria? Se comenta en el MPN que un seguramente este proceso será condicionado o hasta determinado según sea el resultado este domingo. Concretamente, no será lo mismo que al MPN le vaya bien, a que le vaya mal. La medida para esto será la cantidad de concejales que ocuparán bancas, no la cantidad de votos: es un resultado cualitativo más que cuantitativo.

Por lo pronto, se ha comentado la posibilidad de encomendar los organismos a estas figuras representativas de la historia y actualidad emepenista, Salvatori y Lores. Pero también ha surgido con fuerza el tema de que hay dirigentes que consideran que ya es tiempo de presentar opciones a las líneas tradicionales.

En pocas horas más, se comenzará a dilucidar esta cuestión, de suma importancia para la política provincial, habida cuenta del "golpe de timón" aparente que -urgido por las circunstancias- se apresta a dar el gobierno de Jorge Sapag.

Comentá la nota