Con palos y rostros tapados, piqueteros se manifestaron frente a Casa de Gobierno.

Denunciando apremios ilegales y malos tratos, varios grupos piqueteros reclamaron por una audiencia con el ministro de Gobierno, Oscar Domingo Peppo, y la renuncia del jefe de la policía provincial, comisario general Héctor Lisboa.
Los referentes de las organizaciones piqueteros se manifestaron en Casa de Gobierno armados con palos y con el rostro tapado con pañuelos denunciando que sufren “acoso permanente de parte de los efectivos policiales” en los diferentes asentamientos de la ciudad, como así en las entidades bancarias donde son víctimas de “manoseos, empujones y zamarreos”. Quieren reunirse con el ministro se Gobierno, Seguridad y Justicia, Oscar Domingo Peppo, para pedir la renuncia del jefe de Policía del Chaco comisario general Héctor Lisboa. En el lugar se dispuso un fuerte operativo de seguridad.

Clima de tensión se vivió en la mañana de ayer en las inmediaciones de la Casa de Gobierno cuando integrantes de los grupos sociales, entre ellos el MTD, MTL, Teresa Rodríguez, el Movimiento Cuba, con las rostros cubiertos y armados con palos confluyeron para manifestarse pidiendo la renuncia del jefe de la policía del Chaco a quien responsabilizan de “las agresiones que sufren los compañeros que viven en asentamientos del Gran Resistencia y que concurren a percibir el pago de los planes sociales en las entidades bancarias”.

“Les pedimos en reiteradas oportunidades que terminen con el acoso permanentemente a los compañeros, en el asentamiento Mate Cosido hay una patrulla policial y los efectivos esperan a los habitantes del lugar y los bajan de sus motos y bicicletas, eso fue expuesto por eso venimos a decirles basta”, dijo la dirigente Cristina Canteros.

La dirigente del Movimiento Territorial de Liberación, dijo que “esto es muestra de que no nos damos por vencidos; queremos dar una demostración de que no les tenemos miedo y que si nos siguen molestando vamos a traer a todo el movimiento armado”.

La manifestación interrumpió el tránsito automotor en las calles aledañas a la Casa de Gobierno. Para evitar disturbios se desplegó un fuerte operativo policial.

Comentá la nota