Por los palos

Gustavo Arnaldo Pulti es peor que sus predecesores: les va ganando por varios cuerpos a Blas Aurelio Primo Aprile y a Víctor Daniel Katz Jora en la materia "vive en un mundo de sueños".
En fecha reciente se reunió con empresarios de la ciudad y dijo que él está bárbaro, que la provincia le paga todo. Horas después, paradito bajo una farola que funciona, anunciaba que se están colocando ya 3.000 de las 12.400 luminarias previstas. Sin dudas, es un tipo ausente de toda realidad.

GAP no pone en marcha las anunciadas medidas de seguridad para la ciudad porque, así lo sostienen diversas fuentes, ya se gastó los trece millones ochocientos mil pesos que recibió de la Nación para ese destino en cuestiones generales, léase sueldos, pagos a algunos proveedores, etc.

El uso de fondos afectados para pagar gastos corrientes está generalizado en la provincia, a punto tal que, como señalaba el diario El Atlántico en su edición del 21 de octubre, el presupuesto 2010 prevé condonar o financiar las deudas de los municipios con la provincia; también incluye un apartado que autoriza al Tribunal de Cuentas a suspender las sanciones a funcionarios municipales que hayan autorizado el uso de fondos afectados para un fin diferente del previsto.

La divulgación de este ítem tiene por objetivo ir creando el clima para el anuncio: en Mar del Plata, entonces, no habrá GPS, ni patrulleros nuevos, ni ambulancias o taller de reparaciones de vehículos porque la plata fue a pagar los exagerados gastos corrientes de esta comuna. Invito a quien se mantenga en el escepticismo a observar en la página web de la comuna los gastos en compra directa de periodistas, como es el caso de Natalia Prieto, Jorge Mondino, Juan Manuel Rapaccioli, Sebastián Elías Gómez, entre otros. Desde el 21 de enero del presente año hasta el 19 de agosto inclusive, se destinaron $295.907 a pagar medios; la cifra, insisto, incluye medios y comunicadores.

Es un hecho que se viene el aumento en el contrato de Transportes 9 de Julio; la empresa que mal recoge las basuras de nuestras calles bien a oscuras verá elevada su percepción monetaria a la escalofriante cifra de dos millones de dólares por mes. Pero el ítem que colma este desiderátum grotesco es la relación con los movimientos piqueteros. Tal es el caso del autodenominado "Movimiento Atahualpa", que esta semana tomó el Concejo Deliberante, golpeó a empleados públicos, provocó destrozos de toda clase e hizo del uso de la fuerza un dato nada nuevo pero sí contundente en la vida política de la ciudad.

Estamos ante la devastación completa de la "caja" municipal. El descontrol es inmenso, y la eliminación de los cargos y eventuales castigos que podría imponer el Tribunal de Cuentas de la provincia, ya domesticado con la justificación espuria de los gastos del consorcio creado para la Copa Davis, constituye un botón de muestra de la inmensa corrupción que Acción Marplatense prodiga en el manejo de las cuentas públicas de la ciudad.

El Intendente ignora cuestiones obvias, gasta mucho y mal, y su sistema pago de periodistas y medios que le proveen un espacio que lo hace ilusionar con que los marplatenses lo quieren, no comunica gestión. Quien lúcidamente lo dijo fue el vecinalista Mario Méndez, del barrio El Progreso: "este tema de la luz salió en el registro de oposición para 50 barrios juntos, con letras muy chiquitas". Y agregó, con la sabiduría del sentido común: "En una época donde la gente ya no compra el diario, es difícil enterarse de estas cuestiones si el Municipio no se acerca a los barrios". Y no, es cierto, Pulti está a años luz de los barrios. Muy lejos, aunque se saque fotos debajo de una farola que ahora funciona.

Comentá la nota