Palomitas: Espeche dice que es un preso político y pide justicia

El represor Hugo César Espeche, procesado por la masacre de Palomitas, afirmó que es un preso político, dijo que se siente víctima por llevar más de seis años detenido, y pidió justicia.

El teniente coronel (R) del Ejército hizo estas afirmaciones en una solicitada que publicó el pasado jueves, 1 de este mes, en el diario La Nación. Dirigido "A los ciudadanos de la Nación Argentina y a la honorable Corte Suprema", en el escrito califica su detención de "un encierro infamante e injusto, producto de un sistema judicial que hasta hace muy poco se mostraba como un apéndice de los designios políticos del Ejecutivo".

Espeche indicó que se decidió a publicar esta solicitada porque siente que "corren nuevos aires de independencia en la justicia, que de a poco se atreve a poner coto al autoritarismo de quienes detentan la conducción administrativa de la Nación".

Sobre su actuación durante la dictadura militar, sostuvo que nunca renegó de la actividad que le cupo "como oficial del Ejército" porque "ha sido transparente, alejada de cualquier intencionalidad perversa o artera".

Añadió que "jamás" ocultó "nada a la justicia" porque "nada" tiene que ocultar, a pesar de lo cual, se quejó, "contra toda lógica y razón y muy fuera del marco de las leyes de la república, sigo privado de mi libertad". Aseguró que no existen pruebas de las imputaciones que se le hacen.

"La justicia y la historia conocen de lo limitada y hasta casual de la participación que me cupo en el hecho conocido como `el caso Palomitas`", afirmó.

A las 19,45 del 6 de julio 1976 Espeche, que entonces era capitán, sacó a 11 presos políticos del penal de Villa Las Rosas. Según distintas constancias, él mismo dio la orden de que la salida de los detenidos no se anotara en los registros y dispuso también que se apagaran las luces de los pasillos de la cárcel para sacar a los presos.

Los 11 detenidos, más uno que fue traído de Jujuy, fueron masacrados esa misma noche cerca de Palomitas, en una operación que se intentó hacer pasar por un intento de fuga.

Espeche recién fue detenido en 2003 y luego se le concedió la prisión domiciliaria, revocada en abril del año pasado luego de que se comprobara que violaba las condiciones de esta detención.

Ahora Espeche sostuvo que su detención proviene "de un sentimiento antimilitar" que "no se detiene a diferenciar entre inocentes y culpables". Aseguró que se encuentra en estado de indefensión y pidió "a Dios que los odios y rencores que aún subsisten y se alimentan día a día contra las fuerzas armadas y las instituciones de la república, concluyan de una vez por todas por el bien de nuestra amada patria".

Comentá la nota