Pallares indicó que “Ibarra no debería haber integrado una lista que no iba a sostener”.

Pallares indicó que “Ibarra no debería haber integrado una lista que no iba a sostener”.
LANUS: El titular del Concejo Deliberante y referente del justicialismo kirchnerista de Lanús criticó la decisión de la diputada provincial de encolumnarse detrás del “peronismo disidente” y calificó de “desleal” la determinación de romper el acuerdo político alcanzado “apenas unos meses atrás” en el marco de la interna partidaria. Además, destacó la importancia de las obras otorgadas por el Gobierno nacional y minimizó su incidencia en las urnas. “La oposición plantea que es para conseguir votos pero no es así”, aseguró.
El presidente del Concejo Deliberante y referente del justicialismo kirchnerista de Lanús, José Luís Pallares, repudió la decisión de la diputada provincial Marcelina Pérez de Ibarra de encolumnarse detrás del “peronismo disidente” y criticó que sacara provecho del lugar conseguido tras el acuerdo sellado en el marco de la interna partidaria en el distrito.

En el marco de una charla con Info Región, el edil oficialista también valorizó el plan de obras que financiará el Gobierno nacional en la comuna y negó que los fondos para su ejecución “tenga sólo fines electorales”.

A poco menos de nueves meses de las elecciones internas, el primer concejal del Frente para la Victoria cuestionó con dureza el anuncio de la referente del Frente de Unidad Peronista (FUP) y lamentó que “desde otro sector” ahora se proponga disputarle poder a su propia conducción partidaria (el senador nacional José Pampuro y el intendente Darío Díaz Pérez).

“Ibarra tiene todo el derecho a encolumnarse detrás de quien ella crea conveniente, pero lo que tendría que haber hecho fue no haber integrado una lista que no iba a poder sostener apenas unos meses después”, disparó el edil.

Pallares recordó que la legisladora fue parte de la nomina que “consiguió la unidad en las últimas elecciones internas” y consideró que por ese motivo “debería haberse dado un tiempo prudencial para observar y calificar si uno realmente está cumpliendo con el mandato popular”

“Creo que tienen todo su derecho a no estar con nosotros, pero que no es leal esa conducta”, insistió.

Asimismo, el flamante secretario General del PJ local recalcó que dos de los puntos sobre los que se basó ese acuerdo fueron “el apoyo incondicional” a los gobiernos de Cristiana Fernández de Kirchner y Daniel Scioli y la certeza de que “se están viviendo nuevos tiempos políticos a los que hay que adecuarse”.

Respecto al denominado peronismo disidente, que en la provincia encabezan dirigentes como Francisco De Narváez y Felipe Solá, y que en el distrito ya suma adeptos como Ibarra o José Luis Bianchi, el titular del Cuerpo aseveró que en el oficialismo reina la confianza que dan “los resultados de las últimas elecciones”.

“Hemos tenido una victoria contundente en 2007 y fuimos plebiscitados por los compañeros afiliados del justicialismo en las elecciones de noviembre. Ahora estamos haciendo un buen trabajo desde la gestión y eso nos permite estar tranquilos en que volveremos a tener el respaldo de la gente”, indicó.

Y agregó enseguida, en un claro tiro por elevación a los disidentes del distrito: “Quienes crean que a partir de las elecciones legislativas pueden torcer el rumbo y modificar aquello que creen que se esta haciendo mal, deberán ir por afuera porque aquí nuestro apoyo es incondicional al oficialismo”.

Por último, el hombre que forma parte del círculo íntimo de Pampuro y Díaz Pérez destacó el plan de obra pública que se llevará a cabo en el distrito con financiación del Gobierno nacional (cerca de 75 millones para pavimentación, bacheo y refacción de sumideros) y advirtió que “demuestra el fuerte respaldo” a la gestión comunal.

“Es una prueba más del inmenso apoyo que tienen las autoridades de Lanús por parte de las nacionales. Este es un partido con grandes deficiencias en infraestructura que durante mucho tiempo estuvo postergado, pero que ahora comienza a salir del atraso”, recalcó.

Consultado respecto a los fines electorales con los que llegaría el dinero a las comunas, Pallares argumentó que si bien “desde la oposición se plantea que las obras se realizan para conseguir votos, no es así” sino parte de “la estrategia de la Presidenta para combatir la crisis internacional”.

“Obviamente que si luego se traduce en el respaldo del electorado será bienvenido, pero el objetivo principal no es ese sino mejorar la calidad de vida de los vecinos de Lanús y generar trabajo en tiempos donde la economía y la rueda productiva argentina está en peligro”, concluyó.

Comentá la nota