Palermo, el contrato caliente.

El delantero se quiere quedar y el club pretende retenerlo. Pero la negociación no será fácil.
Salta Martín Palermo. Se entrega a pesar del frío que propone la mañana de Casa Amarilla. Obedece a las órdenes del preparador físico, Juan Manuel Alfano. Hace buena letra el goleador, de conducta súper profesional. Tiene ganas, a pesar de la frustración que significó la eliminación de la Copa Libertadores. Es un ejemplo para los más pibes y un símbolo del club. Por eso el presidente Jorge Amor Ameal ya aseguró que por él, hará "el gran esfuerzo". Pero la negociación no será fácil. Y la semana próxima, la que precede al clásico con Racing, empezará el tira y afloje.

Las señales de la dirigencia son positivas para Palermo. Sin embargo, el Titán no está dispuesto a bajar su contrato. Gana un millón de dólares y no tomará la postura de Carlos Bianchi, que el lunes decidió disminuir su salario en un cincuenta por ciento. "El quiere quedarse en Boca por agradecimiento al club y a la gente. Pero no se va a regalar", le dijo su representante, Gustavo Goñi, a Clarín. Y aseguró que existen varias ofertas. Según pudo averiguar este diario, la más tentadora es una del Columbus Crew, donde podría volver a formar la exitosa sociedad con Guillermo Barros Schelotto. También hay pedidos de Estudiantes, Botafogo y clubes de México y Arabia.

El tope que puso la dirigencia azul y oro para la renovación de los vínculos que vencen en junio es 500 mil dólares, la mitad de lo que percibe el máximo artillero de la historia xeneize en el profesionalismo. ¿Cómo harán los dirigentes para alcanzar el otro cincuenta por ciento? Se buscará la colaboración de Red Megatone, el sponsor de la camiseta, y Puma, la indumentaria que viste al delantero.

Bianchi no será el encargado de sentarse a negociar con Goñi, con quien no pudo resolver la llegada de Diego Castaño. Con Palermo y su apoderado tratará de llegar a un acuerdo Marcelo London, mano derecha del Virrey y hombre fuerte del fútbol. Ameal finiquitará los detalles a la hora de la firma.

No será sencilla la negociación con Palermo, pero mucho menos, con Fabián Vargas y Hugo Ibarra. Al colombiano le propusieron un contrato top, pero quiere 250 mil dólares más. Ibarra sabe que no podrá ganar los 800 mil billetes norteamericanos que ganó este año y ni siquiera el plus de 200 mil por un porcentaje de partidos jugados. Por eso ya están en la búsqueda de un lateral (suena Pillud, de Newell's) y es un hecho la llegada del uruguayo Alvaro Fernández, de Nacional de Montevideo.

En tanto, ayer llegó la oferta oficial de 4.500.000 dólares por el 80 por ciento del pase de Lucas Viatri al Siena de Italia.

Comentá la nota