Palermo arregló por otro año y sigue con el mismo sueldo.

Sólo faltan pequeños detalles, pero todo está encaminado. Le pagarán con sponsors y tendrá un bonus.
Antes de llegar al postre, Martín Palermo ya tenía casi acordado su contrato. Falta la firma, nada menos. Restan unos pequeños detalles, es verdad. Pero ayer al mediodía, después de un almuerzo entre el dirigente Marcelo London y el empresario Gustavo Goñi, se llegó a un principio de acuerdo que será rubricado la semana próxima, cuando el presidente Jorge Amor Ameal regrese de su viaje por Europa. Así, el Titán continuará gritando goles con la camiseta azul y oro, cobrará el mismo sueldo y hasta podría llegar a ganar más dinero si, al cabo del próximo año, cumple con una serie de objetivos deportivos.

Tanto Boca como Palermo, a fin de cuentas, consiguieron lo que querían. El club, a través de London, hizo una oferta con un número muy cercano al millón de dólares que está estipulado en el vínculo vigente hasta el 30 de junio. Pero la propuesta, además, incluyó un bonus por logros "perfectamente alcanzables" para el artillero. Por ejemplo, si el último semestre de 2009 y el primero de 2010 es positivo para el delantero, superará holgadamente lo ofrecido por la dirigencia. Eso implicaría alcanzar a Roberto Cherro, jugar una determinada cantidad de partidos, ganar el torneo local o la Copa... En fin, una amplia serie de variables que sumarían gloria y plata de manera simultánea.

"Con Palermo vamos a hacer el gran esfuerzo", había dicho Ameal. Y no hay dudas. Pero, ¿cómo se afrontará el contrato? Habrá una "ingeniería financiera" que contará con el apoyo de sponsors que colaborarán con el club para pagarle al goleador. Se habla de Red Megatone y Puma, que también es la marca que viste al Titán. Por otro lado, la institución oficiará de garante. Es decir, si por h o por b, se retiraran alguno de los respaldos publicitarios, Boca le garantizará al atacante el pago. La semana que viene se terminara de cerrar el trato con el presidente. Quizá por eso London y Goñi hayan intentado bajar el perfil a la noticia del arreglo a través de diferentes declaraciones en las radios. Pero no hay duda de que el goleador seguirá jugando un año más en Boca y ganando lo que quería.

En tanto, no correría con la misma suerte Hugo Ibarra. Por el lateral, otro de los referentes que tiene un vínculo similar al de Palermo, no harán el mismo esfuerzo. ¿Y por Fabián Vargas? A pesar de que en las últimas horas los dirigentes decidieron romper el chanchito y ofrecerle un fuerte incremento, no sólo no coincide con los números que exige el colombiano; además, surgió una propuesta muy interesante de Lazio. El volante, por otra parte, ya tenía posibilidades para emigrar a España y Francia.

"Pagarle a Vargas como quiere, en tres años de contrato, y comprarle el pase equivale a invertir cuatro millones de dólares. Y nosotros queremos poner la caja en cero. Por eso, esta operación es inviable", afirmó London. ¿Su reemplazante será Mario Bolatti o Hernán Bernardello?.

Comentá la nota