El "palco" de 25 de Mayo: dura evaluación del Gobierno

Allegados al gobernador Oscar Jorge realizaron una dura evaluación del gesto del intendente de 25 de Mayo, David Bravo, quien puso detrás de las espaldas del mandatario y de su vice Luis Campo a los dos delegados petroleros procesados por el crimen de un sindicalista de la UOCRA.
"Las consecuencias políticas de esta situación tienen un responsable y es el intendente Bravo el que tiene que hacerse cargo", dijo esa fuente oficial.

En su edición de ayer El Diario publicó una foto del palco de los festejos del Centenario de 25 de Mayo. Allí estaban el gobernador Oscar Jorge (quien llegó en forma oficial por primera vez en su gestión a esa localidad), el vice Luis Campo y el intendente David Bravo. Detrás -en un palco con pocas personas-, bien visibles aparecen los dos delegados del Sindicato de Petróleo y Gas de Neuquén y Río Negro Héctor Ariel Fuentes y Héctor Fabián Pérez, los dos procesados por el crimen del sindicalista de la UOCRA, Ariel Quiroga ocurrida el 20 de noviembre de 2008.

Esa muerte se produjo en el marco de una disputa de afiliados de la actividad petrolera entre el Sindicato de Petróleo de Neuquén contra los de la UOCRA Mendoza y el Sindicato Petrolero de Bahía Blanca.

Fuentes y Pérez fueron procesados por esa muerte. A otros 12 sindicalistas les dictaron la falta de mérito. Además fueron los únicos presentes ajenos a las autoridades municipales, judiciales, provinciales y policiales. En ese palco no estuvieron presentes ni los concejales opositores ni dirigentes sindicales, ni integrantes de otras entidades intermedias.

La publicación de la foto causó revuelo en el entorno del gobernador Jorge y del vicegobernador Luis Campo. En primer lugar por el protocolo: sin duda falló el protocolo del mandatario provincial.

Una fuente gubernamental dijo que "nosotros cuando vamos afuera confiamos en el protocolo municipal. Esto lo organizó la gente de Bravo. Corre por cuenta de él".

En cuanto al protocolo del vice Luis Campo, no estuvo presente en los festejos de 25 de Mayo. En el entorno del vice dijeron que "la organización fue de la municipalidad".

Pero además en el entorno del gobernador no eludieron el tema. La evaluación fue breve, pero fuerte: "que las consecuencias políticas de esta situación seguramente tiene un responsable y que ese es el que se tiene que hacerse cargo".

Las declaraciones admitieron que se trató de un hecho grave, de connotaciones políticas. "No sabíamos quiénes eran", dijeron.

"Quiso decir yo

estoy con ellos"

La concejal de 25 de Mayo, Miriam González (Frente para la Victoria) admitió que "nosotros lo vimos en el palco, porque la gente nos cargaba. Nos decía ustedes no están y miren quienes subieron al palco".

La concejal -opositora a Bravo- confío que a raíz de las cargadas puso el zoom en la cámara de fotos y pudo ver a los dirigentes sindicales procesados. "A nosotros no nos sorprende. Porque nos hemos acostumbrados a ver actitudes y gestos terribles", dijo.

Para González esa presencia tiene una connotación: "Bravo quiso decir que está con ellos, con el Sindicato de Neuquén. Además participó en reuniones en Catriel. Y lo dejó claro en un momento muy especial. es una pequeña provocación".

La concejal dijo que "lo deja mal parado. Hay que ver que piensan los familiares de la víctima y que piensa la UOCRA, que piensan los compañeros de ese gesto"

Comentá la nota