Las palabras de Bevilacqua y Breitenstein tras la histórica elección del Papa argentino

Transcurridas unas horas de haberse conocido la impactante noticia de que el nuevo Papa era el cardenal Jorge Mario Bergoglio, LB24 se contactó esta noche con el intendente Gustavo Bevilacqua y con el ministro Cristian Breitenstein para pedirles una reflexión.
Ambos dirigentes, hoy distanciados desde el punto de vista político, son fervientes seguidores de la fe católica.

Bevilacqua, que recibió la noticia mientras estaba junto al Ministro Tomada y otros Gobernadores por el conflicto de la minera Vale, señaló que “la designación de Bergoglio fue una sorpresa, algo inesperado. Estaba en una reunión y me avisó mi hermano. No lo podía creer”.

“Es un orgullo para todos los argentinos y para los 1200 millones de fieles de la Iglesia Católica”, indicó el jefe comunal ante LB24.

Bevilacqua está ligado como laico a la Catedral bahiense y concurre semanalmente a misa.

“Que un argentino haya sido bendecido con esta labor nos debe llenar de orgullo”, expresó.

Por último, Bevilacqua dijo que el nuevo Papa “deberá tomar fuerte el timón de este cargo de enorme responsabilidad y, mucho más, en estos momentos tan difíciles que vive el mundo”.

Por su parte, el ministro de la Producción Cristian Breitenstein se enteró de la designación del Papa argentino cuando estaba junto a un colaborador a pocos metros de la Plaza de Mayo en Buenos Aires.

“Bergoglio debe ser un puente de unión nacional, de unión entre todos los argentinos. Debemos estar orgullosos de este pastor jesuita. Necesitamos más dialogo y menos confrontación”, reflexionó Breitenstein ante LB24.

Y agregó que “es importante que escuchemos al pueblo como lo ha hecho el Papa el primer día”.

Breitenstein -quien no descarta viajar a la asunción de Bergoglio- también es un católico practicante. Fue alumno del Colegio Don Bosco, hizo un doctorado en la Universidad Católica de Argentina y Alemania. Y además, es miembro de la Asociación de Filosofía Latinoamericana, integrada por pares de Bergoglio del Colegio Jesuita de la Capital.

Coment� la nota