La 'palabra' será el eje del debate del Concejo Deliberante

En lo que será la próxima sesión del Concejo Deliberante platense la máxima discusión pasará por dos proyectos contrapuestos presentados por oficialismo y oposición vinculados a los sucesos del pasado miércoles donde el Presupuesto 2010 fue aprobado con la oposición fuera del recinto luego que no se les permitiera hablar.
Por el lado del oficialismo, solicitan a través de un decreto una sanción para el concejal alakista Sebastián Tangorra quien en la pasada sesión deslizó insultos contra el presidente del Cuerpo, Javier Pacharotti, tras haberle cercenado la palabra en varias oportunidades durante el año.

De acuerdo con el reglamento, la sanción podría ser económica, en cuyo caso podría alcanzar los $4.000 (dos tercios de la dieta que percibe un concejal) o de suspensión de funciones por hasta 30 días. Esa moción podría ser votada pero debe ser aprobada por los dos tercios de los ediles, es decir que parte de la oposición debería estar de acuerdo con sancionar al concejal alakista, lo cual aparece como imposible.

Por el lado de la oposición, un proyecto conjunto elaborado por Unión Pro, Nuevo Encuentro, Coalición Cívica y FpV-PJ, solicita "a la Presidencia del Cuerpo que garantice el normal desenvolvimiento de las Sesiones respecto a la participación, fundamento y debate de la totalidad de los temas tratados en el recinto de este Concejo, respetando y haciendo respetar la opinión de la totalidad de los Bloques existentes, aún de las minorías, en un todo de acuerdo y en cumplimiento de los preceptos democráticos de libertad de expresión y disenso".

La iniciativa firmada por los bloques Unión Pro, Coalición Cívica, Nuevo Encuentro y Frente para la Victoria, tiene sus fundamentos en "las arbitrariedades y cercenamientos acaecidos en el recinto del C.D. en los últimos meses. El ejercicio del derecho responsable de expresión que tanto ha costado conseguir, hoy parece continuar en el DEBE de este recinto, por responsabilidad excluyente de quien tiene el deber de hacerlo valer".

En ese sentido, el proyecto solicita también el repudio a "cualquier intento de cercenamiento a los derechos de los representantes del pueblo de la ciudad en el seno del recinto del Concejo Deliberante de La Plata".

De esta manera y cuando se especulaba con la posibilidad de que ingresen las modificaciones al Código de Planeamiento Urbano, la mayor discusión tendrá que ver con cuestiones políticas y el COU será ingresado para que el nuevo Concejo después del 10 de diciembre será el encargado de votarlo.

Comentá la nota