Dos países seducidos por el petróleo de Jáchal

Los diplomáticos de Kuwait y Argelia dejaron en claro que tienen empresas estatales en condiciones de venir a invertir a San Juan. También se abrió una nueva posibilidad de financiamiento del túnel por Agua Negra.
Si las expectativas eran grandes por recibir, por primera vez en la historia, a seis embajadores a la vez, los resultados de la primera reunión con los funcionarios del Gobierno superaron todo lo pronosticado. Las posibilidades de que dos países de la Liga Árabe puedan aportar conocimientos y, en un caso concreto, inversiones para avanzar en la exploración de hidrocarburos en la provincia, se presentó como algo no tan irreal.

Los diplomáticos que están en la provincia son Achen Boukhelfa, de Argelia; Saud Abdulaziz Al-Roomi, Kuwait; Hicham Salim Hamdan, del Líbano; Larbi Reffouh, de Marruecos; Farid Suwwan, de Palestina; y Milad Farag El ‘ Sali, de la Liga Arabe.

El embajador de Kuwait, Saud Abdulaziz Al-Roomi y el de Argelia Ahcéne Boukhelfa fueron los que se mostraron más predispuestos a entablar relaciones a futuro en el tema petróleo. Concretamente, el diplomático argelino, en un muy buen castellano, dijo que “Argelia tiene su propia empresa petrolera que se encuentra actualmente entre las 10 empresas más importantes del mundo. Tiene un plan de inversiones en el extranjero y, por ejemplo, estamos invirtiendo en Perú, desde hace ya 8 años, con un monto aproximado a los 500 millones de dólares. Nuestra empresa petrolera está disponible para poder venir a la Argentina, concretamente a San Juan, si encuentra las condiciones jurídicas y técnicas apropiadas. Hay posibilidades concretas en trabajar conjuntamente con la empresa. Pero lo que ustedes deben presentar es una carpeta, muy bien hecha, con todos los requisitos específicos y a partir de ese momento podría venir la empresa petrolera argelina a trabajar a la provincia”, dijo Boukhelfa.

Por su parte el embajador kuwaití fue más prudente a la hora de opinar sobre el tema, pero en ningún momento descartó posibilidades de futuras inversiones. “Esperamos que podamos invertir en este país y en el área de los hidrocarburos y podamos desarrollar nuestra experiencia y cooperar con ustedes. Esperamos mantener encuentros con las personas adecuadas y especializadas en este tema para poder cooperar y coordinar los futuros esfuerzos, para que en un futuro podamos desarrollar esta actividad en la provincia de San Juan”, manifestó Abdulaziz Al-Roomi.

Mientras los embajadores hablaban sobre las posibilidades en concreto de colaboración y de inversión, los gestos de los funcionarios del Gobierno, encabezados por el propio Gioja reflejaban la ilusión de poder contar con inversiones de países líderes en el petróleo. Lo que sí quedó en claro es que éste es un primer paso y los técnicos de la provincia deberán trabajar lo más seriamente posible para que los embajadores se lleven la mejor impresión. Tiempo hay, ya que la delegación se queda hasta mañana.

Si bien no es secreto, hay que destacar que embajadores de países líderes en producción e historia de hidrocarburos, son especialistas y no pierden tiempo en alternativas poco probables. El interés está.

Una alternativa

Pero dentro de la agenda de temas que los embajadores y los funcionarios del gabinete de Gioja abordaron en una reunión que demandó más de 40 minutos, el del Paso Internacional a Chile y del Corredor Bioceánico, no estuvo ausente. Consultados los embajadores sobre posibilidad de invertir en la zona y poder ayudar para la construcción del túnel internacional.

El embajador de El Líbano dejó en claro que su país tiene empresas de grandes magnitudes, capacitadas técnica y operativamente, como para enfrentar obras de estas características y de similares grados de complejidad. “Estamos hablando con las autoridades de Argentina, para que nuestra empresa líder, llamada Solider, pueda venir a invertir en este país. Pero es necesario tener realmente algunos proyectos concretos para que de esa manera se pueda empezar alguna negociación. La voluntad política, la capacidad, el dinero existe y pienso que el proyecto existe también, por lo que pienso que falta nada más que el contacto. Por eso estamos acá, para empezar con el primer contacto”, manifestó Salim Hamdan. Por su parte, el embajador de Marruecos Don Larbi Reffouh dejó en claro que son inversiones muy grandes y que de ser necesario podrían realizarse entre varios países y no uno solo, pero la voluntad política también quedó demostrada.

En cuanto a la crisis financiera mundial, los embajadores se mostraron muy tranquilos y aclararon que sus economías iban a ser afectadas pero muy poco, ya que sus pilares esenciales son los derivados del petróleo y estos productos, si bien han registrado una leve caída, no van a dejar de ser indispensables, aclararon. CN.GM.

Comentá la nota