"Los países no se mudan, nosotros estamos soldados al Mercosur"

El político del Frente Amplio habló de sus planes, en caso de llegar al gobierno.
El próximo miércoles, el candidato presidencial de la coalición gobernante Frente Amplio, José "Pepe" Mujica, se presentará en el Luna Park junto con su compañero de fórmula, Danilo Astori. Mujica llegará para hablarle a la importante colectividad de uruguayos que vive en Buenos Aires, un grupo de votantes que podría llegar a ser fundamental para romper, de algún modo, el equilibrio en la próxima elección de octubre, que se presenta muy reñida según los últimos sondeos. Tras una gira por varios pueblos y ciudades del interior de Uruguay, Mujica conversó con Clarín.

A pesar de que muchos ex Tupamaros se incorporaron hace años a la vida política activa, hay gente que aún tiene temor que a la presidencia llegue un ex guerrillero ¿Qué puede decirle a usted a esas personas para que venzan el miedo?

Y bueno. Debo decirles, por ejemplo, que nuestro sector ha sido el más votado en la dos últimas elecciones. Y que nuestros antecedentes en estos años son lo que tienen que dar más tranquilidad a la gente.

En lo social, el actual gobierno del FA tuvo algunos caballitos de batalla como el Plan Ceibal (una computadora a cada alumno) y el Plan de emergencia (destinado a sacar de la pobreza extrema a muchos uruguayos) ¿Puede mencionarnos algún plan que implementará usted en caso de acceder al gobierno?

Sí. Vamos a tener dos que son centrales y que deberían prolongarse en el tiempo, más allá de un eventyual gobierno mío. Uno es el que podría llamarse escuela de tiempo completo, que empezaría por los barrios de contexto más crítico. A los gurises ahora hay que tenerlos en la escuela todo el día, atenderlos. Para ello es claro que vamos a tener que movilizarnos e inventar cosas, porque tal vez no tengamos los suficientes recursos. El otro es llevar las universidades al interior del país, utilizando nuevos métodos, emparentándose con el esfuerzo que en ese sentido se está haciendo en la región.

La inseguridad en Uruguay ha aumentado bastante en los últimos años. ¿Qué piensan hacer?

El gran tema de la inseguridad es la aparición de un actor que hace 20 años no existía: la pasta base (el paco, como lo llaman en Argentina), que es un verdadero veneno. Para combatirla, y por ende a la inseguridad y a la violencia, tenemos varias cosas por hacer: perfeccionar la llamada policía de proximidad y mejorar nuestra política carcelaria, entre otros puntos. Para ello necesitamos multiplicar los recursos técnicos y, además, la participación de la sociedad. Es un problema muy preocupante, que todos tenemos por delante, y que debemos incluir porque nos está carcomiendo a nuestros gurises. Es como una especie de cáncer que se va multiplicando: empieza primero a hacer adictos a sectores muy pobres de la sociedad para luego ascender y tocar a casi todos lo estratos sociales. La pasta base tiene un aspecto social y otro policial muy importante ¡Hay que abordarlo con mucha dureza!

¿En qué podría ayudar la buena relación que tiene con los Kirchner para el mejoramiento de las relaciones entre ambos gobiernos?

El problema es profundo. Hay una cosa que tengo bien clara: debemos tener la mejor relación posible con Argentina. Imagine a Uruguay, que pone mucho énfasis en el turismo, no contando con los argentinos. Nada entonces vamos arreglar metiéndonos pechera. Debemos dialogar y encontrar una salida.

¿Y por dónde ve esa salida?

Yo creo que, por ejemplo, hay que tratar de pedirle colaboración y cierto grado de inversión, pero del lado argentino, a los mismos intereses que trajeron a Botnia. Por ejemplo, buscar que se preocupen en invertir y generar trabajo en ese balneario que está venido a menos (se refiere a Ñandubaysal, frente a Botnia). ¡Tenemos que inventar cosas que nos unan, no que nos separen!

¿Cuál es su idea con respecto al Mercosur? ¿Cree que Uruguay debe profundizar y trabajar para una mayor y mejor inserción en el bloque, o piensa que hay que explorar un camino complementario?

Los países no se mudan. Estamos soldados al Mercosur. Lo que necesitamos sí es que los países más grandes, particularmente Brasil, asuman el liderazgo. Y el que lidera tiene que dar cierto aire a los otros, porque Uruguay, que es más chico que muchas provincias argentinas, no le va a crear desequilibrios a nadie. En fin, nosotros no tenemos que realizar acciones que perjudiquen a los vecinos, pero ellos nos tienen que dar un poca de vida también, ¿eh?

Y con la Venezuela de Chávez, ¿en qué puntos Uruguay debe sustentar la relacion?

A Venezuela parecería que la hubiesen hecho para Uruguay.

¿Por qué?

Porque Venezuela es un país deficitario en alimentos. Para nosotros, entonces, es un mercado fabuloso. Le siguiente cifra que le doy es muy clara: la leche en polvo que importa Venezuela es casi tres veces toda la leche en polvo que produce Uruguay.

En caso de llegar al gobierno, ¿cómo piensa relacionarse con EE.UU.?

No se lo puede ignorar. Está claro. Los países pequeños deben tener la sabiduría de vender poquito a muchos y no mucho a unos pocos. Debemos tener sí una sabia relación económica con EE.UU., pero cuidarnos a su vez del abrazo de oso. Y esto va más allá de una cuestión ideológica. Los países chicos debemos medir muy bien todos nuestros pasos.

Comentá la nota