Paisanos tuvieron un cónclave con autoridades en 25 de Mayo

Puesteros del oeste analizaron algunos detalles de la ley que les permitirá cobrar beneficios por la explotación petrolera. Otro de los temas fue el tratamiento de una legislación de áreas protegidas.
Puesteros de todo el oeste pampeano se reunieron el sábado en esta localidad para ultimar detalles de la ley que les permita cobrar servidumbres. También trabajaron sobre la ley de áreas protegidas y sobre la posibilidad de prorrogar la legislación que frena los desalojos desde hace más de un año y la no extranjerización de las tierras.

Del cónclave, que tuvo lugar el sábado en la Escuela 110, participaron los diputados provinciales Mariana Baudino y Juan Carlos Scovenna; el intendente y el viceintendente de 25 de Mayo, David Bravo y Nicanor Romero, respectivamente, el concejal Ulises Traversa y Roberto Falco de la Federación Agraria Argentina.

Al término de la reunión, varios puesteros criticaron duramente al diputado veinticinqueño Jorge Feliú por no haber participado de la reunión. "Feliú no viene porque sabe el daño que le ha hecho a los puesteros. Acá, la gente que hoy tiene 50 años podría estar trabajando en el petróleo y los puesteros cobrando servidumbres si él se hubiera preocupado cuando era intendente o en todos los mandatos como diputado. No le da la cara para venir acá", disparó el representante de los puesteros, Mario Llantén.

Tierras.

Scovenna dijo que se quedaron muy satisfechos con el resultado de la reunión porque asistió una gran cantidad de puesteros y se acordaron los puntos definitivos de la ley. Básicamente, tal como lo propusieron oportunamente, una vez que se cobre la servidumbre, el setenta por ciento de ese dinero será para el superficiario, mientras que el otro treinta por ciento irá a un pozo común para ayudar a otros puesteros de los departamentos: Chicalcó, Chilaleo, Puelén, Limay Mahuida y Curacó. El cobro de servidumbre, sostuvo el legislador, servirá para gastos tales como mensura u otra erogación que se necesite, con dos años de gracia y bajo interés. "Los puesteros deberán resolver para que la provincia avance con la entrega definitiva de tierras, es consensuar dejando de lado los intereses particulares para ver en un plano más amplio los colectivos. Porque si alguien hipotéticamente reclama dos mil hectáreas y eso significa que un vecino se quede sin nada, es una cuestión a resolver entre partes, ya que para quien gobierna es difícil resolverlo", explicó Scovenna.

"La ley para que los puesteros cobren servidumbres ya entró a comisión y se tratará la semana próxima. El movimiento paisano al que pertenecemos ingresó algunas modificaciones, especificando, por ejemplo, las empresas que tienen que pagar. En lo que hace la ley 2405, que frena los desalojos, se va aceptar una prórroga de no más de doce meses para trabajar en una ley definitiva. Respecto a las áreas protegidas se acordó que se hable de una unidad económica de cinco mil hectáreas con derecho a perpetuidad. Con todas estas normas se logrará un beneficio para unas cien familias de puesteros", señaló Carlos Pérez, presidente del Movimiento Paisano del Oeste.

Comentá la nota