"El país retrocede a expensas de la pobreza física y moral"

ACDE se explayó sobre las malas políticas y llamó a alzar la voz.
Los empresarios vienen subiendo el tono de sus críticas al Gobierno y la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ADCE) lo elevó ayer un poco más. Sin vueltas, advirtió que el país "sigue retrocediendo a expensas de la pobreza física y moral de muchos de sus ciudadanos" y donde "cada cual parece sumido en un 'sálvese quien pueda'". Y evaluó que 2009 fue un año en el que "perdimos muchas oportunidades" a raíz de malas políticas y la ausencia de decisiones en la buena dirección que impidieron "una lluvia de inversiones", a diferencia de los países vecinos.

El severo balance fue volcado en una declaración con motivo de la finalización del año que lleva por título una expresión de deseos que es toda una definición: "2010, un año para recuperar". Al presentarla a la prensa, el titular de ACDE, Adolfo Ablático, no esquivó una autocrítica precisamente por la falta de un mayor cuestionamiento al Gobierno del empresariado en los últimos años. "La verdad es que la dirigencia empresaria estuvo demasiado callada y podríamos decir que pecó de omisión", dijo utilizando una expresión religiosa a tono con el perfil de ACDE.

Pero las críticas de ACDE no se agotan en el oficialismo, sino que incluyeron a la oposición y a los líderes sociales. "El Gobierno no entendió ni aceptó el contundente mensaje de las urnas, y la oposición y los líderes sociales no dejaron de lado individualismos y no se unieron detrás de una agenda común para reencauzar a la Nación", afirma. Agrega que 2009 "fue un año de peligrosa crispación, violencia social y desorden público; "los argentinos nos sumimos en un estado de agobio, falta de esperanza y nervios tanto en los lugares públicos como en ámbitos privados. El insulto y la descalificación están a la orden del día".

Sus críticas apuntan también a las amenazas a la libertad de expresión y la utilización de manifestaciones para amedrentar a las instituciones. Y pide no resignarse ante esto.

"Todos, ACDE también, debemos alzar la voz para la denuncia de aquellos actos o políticas que, directa o indirectamente, ataquen las libertades esenciales como la de prensa o constituyan a la crispación ciudadana mediante una forma de ejercer la política en las calles o el 'apriete' de quienes detentan el poder formal o real".

Comentá la nota