“El país debe reestructurar su sistema penal y judicial”.

“El país debe reestructurar su sistema penal y judicial”.
El diputado provincial Martín Díaz Achával expresó su opinión en torno a los pedidos de sanciones más duras en el país.
“La Argentina tiene que volver a estructurar su sistema penal y judicial”, expresó el diputado provincial Martín Díaz Achával, en el marco de la solicitud de muchos sectores de la sociedad por la pena de muerte en nuestro país. Explicó que fue “algo que se pensó para 1800, que fue actualizado, pero que en los tiempos actuales es necesario pensar en un sistema en su conjunto, porque hay un alto nivel de falta de respuesta”.

En este sentido aclaró que no es una crítica al gobierno de turno, ni al que estuvo anteriormente, ni a los que vendrán. “Es la necesidad de sentarse a rediseñar una política, porque no se va a solucionar nada poniendo pena de muerte, ni penas más duras, ni más blandas, sino hay que crear un sistema que funcione”.

Primer pensamiento

Dijo que personalmente cada uno, “si somos víctimas vamos a pensar en la pena de muerte como una posibilidad”.

Pero reconoció que la Justicia, el Poder Judicial, la estructura del Estado, como ejecutor, no puede dejarse llevar por esa subjetividad individual.

“No puede el Estado devolver con la misma fuerza, está por encima, del ojo por ojo”, agregó. A la vez que enfatizó: “A un asesino hay que juzgarlo y encarcelarlo, aunque al Estado le cueste”.

El doctor Díaz Achával, quien es integrante del Consejo de la Magistratura, fue claro al manifestar que el país se debe una verdadera discusión, sobre la estructura de la administración global de la Justicia.

En donde tienen que estar incluidos los sistema de seguridad, de prosecución penal, de enjuiciamiento, y los servicios penitenciarios.

“Tenemos que mejorar los niveles de sanción a delincuentes, porque sucede en Argentina que tenemos un alto nivel de reincidencia”, manifestó.

En tanto que agregó que además hay grandes problemas con los procesamientos, y que por los vencimientos de plazos se deja libre a personas que deberían estar pagando una condena, y en muchos casos las penas son leves.

Por último dijo que para ello se debe involucrar a todos los actores.

Comentá la nota