"Un país que no apuesta al trabajo y a la producción, no tiene futuro"

"Me crié en una época en que la palabra trabajo era una virtud. Es lo que aprendí a hacer. Mis abuelos eran gente de campo, por parte de padre y de madre.
Me crié en el pueblo, pero escuchaba a mi madre decir que la gente de campo producía y que cuando las cosechan eran buenas, el pueblo progresaba", expresó la militante del Justicialismo.

Es la primera vez que Beatriz Dalmazzo integra una lista como candidata a concejal, si bien antes había participado en internas del Partido Justicialista (PJ) como precandidata.

Esta vez, optó por sumarse a Unión Pro, que en el orden local es liderado por el senador Ricardo Lissalde, actual presidente del Consejo Justicialista de Saladillo.

Dalmazzo, candidata en segundo lugar, es una persona con trayectoria, tanto en la faz política y social como institucional.

Formó parte en distintas oportunidades del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica de Saladillo e incluso presidió la Comisión de Asociados del Banco Credicoop. Aunque está jubilada, le cuesta mucho desprenderse de las actividades que realiza.

El motivo principal que la llevó a participar en estas elecciones fue, sin dudas, el conflicto agropecuario. "Había tomado la decisión de quedarme en casa, porque es tiempo de que surjan otras personas. Pero cuando vi lo que estaba pasando con el campo, me rebelé y tuve ganas de sumarme para explicarle a la sociedad lo que pasa", contó.

"A veces, vemos a la gente de campo como si fuera de mucho dinero y que sólo viven para ellos, y no lo vemos desde el lado de la producción. Somos un pueblo agrícola ganadero y directa e indirectamente vivimos del campo. No todo es camionetas 4x4… Al campo hay que dejarlo trabajar", dijo.

"El que tiene dinero, en buena hora. Si lo tiene es porque lo ganó o lo heredó. Pero conozco mucha gente de campo que es humilde y trabaja de sol a sol. Por eso no estoy de acuerdo con el Gobierno. A raíz del conflicto, en las mismas familias se produjeron diferencias. No podemos estar en contra hermanos contra hermanos. Así como hay que defender al campo, hay que defender a la industria y al comercio", sostuvo.

En efecto, el conflicto "dividió a la sociedad y no había motivos" para hacerlo. "Si la Argentina era el granero del mundo, cómo nosotros vamos a combatir al trabajo. Un país que no apuesta al trabajo y a la producción, no tiene futuro", sostuvo.

"Yo me crié en una época en que la palabra trabajo era una virtud. Es lo que aprendí a hacer. Mis abuelos eran gente de campo, por parte de padre y de madre. Me crié en el pueblo, pero escuchaba a mi madre decir que la gente de campo producía y que cuando las cosechan eran buenas, el pueblo progresaba", narró.

Apostar al trabajo

y la producción

Dalmazzo también se refirió a los dirigentes que responden al kirchnerismo y en su momento criticaron al campo. Hoy, debido a los comicios que se avecinan, cambiaron su discurso.

"En épocas de elecciones, tratan de justificar sus actitudes. No coincido en nada (con el Gobierno). Durante el conflicto, utilizó términos (gorilas, oligarcas…) que no me gustan. No podemos volver al pasado. Uno tiene que progresar y enseñarle a los jóvenes para que triunfen en la vida, a través del trabajo", subrayó Beatriz.

"Leí en un artículo que en el año ’60, había un millón y medio de pobres y ahora tenemos 14 millones en un país donde vos tirás un grano y nace una planta y podés alimentar a la gente. Realmente, no entiendo el plan de este Gobierno", señaló.

Con relación a Francisco de Narváez, Dalmazzo señaló que, además de ser dirigente justicialista, es una persona que apuesta al trabajo y la producción.

"La familia, pilar fundamental

de la sociedad"

"Si queremos que la Argentina cambie, también tenemos que cambiar en el orden local", puntualizó Dalmazzo, quien aseguró que, de llegar a ocupar una banca en el Concejo Deliberante de Saladillo, presentará muchos proyectos.

"Hay que comenzar a organizar a la familia, porque es el pilar fundamental de la sociedad. Hoy vemos que no hay una sola vivienda al alcance de las familias con un ingreso menor a los 4000 pesos mensuales. El último plan que lanzó el Gobierno, a través del Banco Hipotecario, es para la clase media alta. El que vive de changas, el desocupado, el asalariado y el jubilado, ¿no tienen derecho a tener una vivienda? Si no empezamos por ordenar a la familia, muy poco se hará en este país", resaltó.

Dalmazzo sostuvo que para contener a los chicos y a los adolescentes, hay que trabajar fuerte en la educación y promover la apertura de escuelas de oficios. De esa manera, "evitaremos que los jóvenes estén en la calle" y ocupen su tiempo en cosas que los enriquezca.

Otro de los temas que planteó Dalmazzo es la necesidad de que en cada barrio haya manzaneras o personas encargadas de informar al Municipio sobre las necesidades que hay en esos lugares. "En algunos barrios hay ancianos que no tienen acceso a los medicamentos o no pueden movilizarse. Eso les impide hacer trámites ante PAMI u otras obras sociales."

Con motivo de la campaña electoral, los candidatos de Unión PRO están recorriendo los barrios y las localidades del distrito. Generalmente realizan reuniones en domicilios y les explican a los vecinos qué es lo que se va a votar el 28 de junio. Según Dalmazzo, hay mucha confusión en la gente. En las recorridas por los barrios, los vecinos reclaman más y mejores servicios, como cloacas, pavimento, gas, etc. A su vez, piden viviendas y canalización de canales a cielo abierto.

"Formo parte de un grupo con ideas y propuestas. Algunos (de sus integrantes) no han participado mucho en política, pero provienen de familias justicialistas tradicionales. Otros provienen de la producción y del trabajo. El Concejo Deliberante y la Legislatura tienen que ser más equitativos. Tanta mayoría y tanta minoría, no sirve. Queremos cambiar para mejor. Queremos un país con trabajo, paz y seguridad."

Comentá la nota