Pago extra a municipales que trabajaron en la pandemia generó un duro conflicto

Los 600 pesos que la Provincia paga a los trabajadores que participaron de las acciones por la emergencia sanitaria serán cobrados en Olavarría por menos gente de la que corresponde, según el gremio. Y responsabilizan a las autoridades de Salud, a las que les reclaman un "paso al costado".
El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales, José Stuppia, reclamó cuanto menos la renuncia de la secretaria de Salud Pública, Marisa Montani, responsabilizándola de haber dejado injustamente a mucha gente sin cobrar los 600 pesos destinados por la Provincia a los agentes que trabajaron durante la pandemia de gripe H1N1. Según Stuppia, no sólo Montani debería renunciar de la "cúpula de salud pública", pero prefirió no hacer más nombres, aunque sí tuvo duras palabras para Nora Gelso, subsecretaria general de Administración, quien "cobra los 600 pesos, pero su secretaria no".

Visiblemente ofuscado, el dirigente gremial no escatimó cuestionamientos: "Era la posibilidad de reconocer al personal, poco, pero un reconocimiento y una ayuda económica que es muy importante para muchos. Y no lo hicieron, crearon un conflicto gratuito. No tienen perdón de Dios. Tienen que dar un paso al costado ya".

Precisó que el gobierno provincial decidió otorgar un plus de 600 pesos para todos los trabajadores municipales bonaerenses que participaron de las acciones contra la gripe y cada municipio debía entregar el listado del personal en esas condiciones.

"En Olavarría hay 287 personas que cobrarán esos 600 pesos. Cuando a nosotros nos dieron la lista, vimos que faltaba mucha gente", indicó Stuppia.

Puntualizó que "la gente de Atención Primaria no estaba. Y ellos estaban en la primera línea de trincheras. Y la pandemia no empezó el 1 de julio, cuando debieron declarar la emergencia sanitaria porque ya había muertos, sino treinta días antes. Y las secretarias, los médicos, las enfermeras de las unidades sanitarias estaban cara a cara con los enfermos y después tenían que derivarlos al Hospital. Ellos no trabajaron 60 días, sino 90. Y los dejaron afuera del pago".

Ante esa circunstancia, el gremialista remarcó que el intendente José Eseverri decidió "sacar plata de la Municipalidad para pagarle 300 pesos a la gente de Atención Primaria. Eso no debió ser así, la plata la ponía la Provincia, no tenía por qué hacer este esfuerzo el Municipio".

De tal forma, habrá 287 agentes que mañana cobrarán 600 pesos extra y otros 110 que recibirán la mitad de esa cifra, aunque Stuppia admitió que "recién cuando entreguen los cheques vamos a saber bien qué va a pasar".

Pero no sólo se quedó afuera el personal de Atención Primaria, dijo Stuppia, sino también "quedó afuera la gente de esterilización, los choferes de ambulancias, los empleados de mantenimiento, que debían reparar de forma urgente los respiradores. También los vigiladores, que son personal municipal y estaban con los pacientes y en los pasillos con el virus. Toda esa gente se quedará sin cobrar".

Estimó que en total pueden ser alrededor de un centenar de empleados más, aunque no pudo dar precisiones debido a que por estas horas "se está realizando un relevamiento".

Añadió que "en Azul, que es la mitad de Olavarría, cobrarán los 600 pesos 464 trabajadores. En Tres Arroyos no tengo la cifra exacta, pero sé que nadie quedará sin cobrar y que en total son muchos más que en Azul. No se dejó a nadie afuera. Allí sí que se preocuparon por la contención del recurso humano, no como acá, donde demostraron que la gente no les importa".

Cargó contra la secretaria de Salud Pública, Marisa Montani, de quien dijo que debe renunciar "de inmediato" y de "ahí para abajo se verá quiénes son los otros que deben irse. Y si Marisa Montani no tuvo nada que ver con esta decisión, que lo diga y así vemos quién es el responsable".

También marcó otras supuestas injusticias, como que "en el Hospital hay cinco telefonistas, en el listado figuran dos para cobrar... ¿y las otras?". Exhibió la lista para mostrar que aparece Nora Gelso, responsable de la administración del Hospital, aunque "su secretaria no está".

Planteó que Nora Gelso también puede tener responsabilidad en este episodio que, a su juicio, "crea un problema entre el Ejecutivo y los trabajadores gratuitamente. Desde el principio de esta gestión venimos trabajando bien, remándola, y esta gente viene ahora a armar un conflicto por ineficiencia, por incapacidad".

En el mismo sentido, Stuppia subrayó que "la gestión la hacen los trabajadores y después la presenta el Intendente. Ahora tenían la posibilidad de hacer un reconocimiento a los empleados, y unos funcionarios de tercera o cuarta línea de un plumazo se lo sacan, les niegan la posibilidad de cobrar. Se tienen que ir ya".

Lanzado de lleno a los cuestionamientos, José Stuppia aseguró que hay funcionarios "que están ahí como floreros, nada más que para estar al lado del Intendente en algún acto. Para ser político hay que tener vocación social, preocuparse por la gente, no como ellos".

Adelantó que el gremio iniciará acciones administrativas para lograr que reciban ese beneficio todos los trabajadores que trabajaron durante la emergencia sanitaria por la pandemia de gripe H1N1, aunque no se mostró demasiado optimista sobre el resultado que podían obtener tales esfuerzos.

Comentá la nota