El pago de deuda del Gobierno sigue empujando a los bonos

Los bonistas reinvierten en papeles en dólares y bajan los rendimientos.
El pago del quinto cupón del Boden 2012, que los dueños de esos papeles cobraron el lunes, redoblaron la actividad en el mercado de títulos públicos.

Y, tal como anticipó este diario el domingo último, los bonos en dólares se convirtieron en los más buscados por los inversores, sobre todo por los que cobraron el cupón, que en buena parte se mantuvieron "dentro del riesgo", es decir deuda argentina nominada en dólares.

Ayer, como el lunes, los papeles más activos fueron el Boden 2015, el Bonar V y el Boden 2012, que subieron 0,66%; 0,25% y 2,15%, respectivamente.

Si bien el ritmo de suba pareció moderarse ayer, el volumen creciente preanuncia que el interés por los bonos de la deuda argentina empieza a expandirse. Varios operadores coincidieron ayer en afirmar que está entrando dinero de inversores extranjeros (o más probablemente de argentinos con dinero fuera del país) que empiezan a convencerse de que la relación precio-riesgo de incobrabilidad de la deuda argentina hoy les hace pensar a los inversores que hay una buena oportunidad de ganar plata. Y por eso vale la pena correr los riesgos que significa comprar bonos que rinden del 17% al 23% anual (como los tres papeles mencionados en este artículo).

Como contrapartida, los títulos en pesos parecieron quedar rezagados o al menos por ahora fuera del radar de los inversores. Se transaron pocos negocios, pero los especialistas aguardan que con el correr de los días los "arbitrajes" serán inevitables y si estos papeles quedan rezagados volverán a moverse.

"Con el cupón del Boden 2012 el Gobierno demostró capacidad y voluntad de pago, los que miran bien los números saben que el Gobierno ni piensa en una reestructuración forzosa de la deuda y por eso hay cada vez más evaluaciones positivas hacia los bonos argentinos" señaló el especialista Eduardo Blasco, de Maxinver.

El mundo ayuda: los mercados están con una clara tendencia positiva y los rendimientos caen en los países emergentes. Es lo que deja más en evidencia a los papeles argentinos, que están entre los más baratos.

Comentá la nota