Pago y Aviso

El 9 de noviembre, el ministro Coordinador, Pablo Korn, aseguró que el Estado no pagaría salarios de empleados del sector privado. El 22 del mismo mes, su segundo en la cartera, Raúl Fernández, anunció que sí, que pagarían.
En medio del entuerto quedó una publicación del diario El Chubut, de Trelew, que había anticipado lo mismo que confirmó Fernández el último fin de semana, en declaraciones al diario El Patagónico, de Comodoro Rivadavia.

"El Gobierno subsidiaría parte del sueldo a textiles", había anunciado el periódico trelewense, que había hecho de esa noticia el título central de su portada de ese día, con un artículo que informaba acerca de los resultados de un encuentro entre el secretario de Trabajo, Jerónimo García y dirigentes del Parque Industrial Textil de Trelew.

"El ministro Coordinador de Gabinete, Pablo Korn; desmintió “de manera rotunda” una información aparecida en un medio escrito de Trelew referida a que el gobierno subsidiaría una parte del sueldo a textiles al tiempo que la calificó de “mal intencionada”", dijo una gacetilla oficial del Gobierno, que aún se encuentra en la fuente de toda razón y justicia.

Pero a veces el tiempo trae acontecimientos misteriosos, después de tanta palabra diciendo que sí y tanta otra diciendo que no, llegó el viceministro Coordinador, que se llama Raúl Fernández y al que le dicen, cariñosamente, "Bulín".

"Todas las empresas están en una situación compleja, pero las que necesiten de este sistema mostrarán sus números y el Estado va a acompañar en lo que hace al aspecto salarial de los trabajadores de manera directa", le anunció el Dos del Ministerio de Coordinación de Gabinete al diario El Patagónico.

Fue un poco más allá y tiró una precisión extra. En esta misma semana, indicó, se girará a la Legislatura un proyecto de ley que fijará los mecanismos necesarios para habilitar esa ayuda.

"Chubut implementará un programa de sostén para los salarios de la pesca", tituló El Patagónico.

Ahora falta saber si esta vez le avisaron a Korn o si vendrá otra gacetilla como la anterior.

Indignada.

Comentá la nota