Paggi habló con su silencio

"Los poderes tienen su independencia y yo no voy a opinar sobre la intervención de la Justicia", dijo el jefe de la Bonaerense sobre la actuación judicial.
El jefe de la Policía bonaerense, comisario Juan Carlos Paggi, rehusó hoy opinar sobre el posible beneficio judicial que se le concedería a la mujer acusada de asesinar al agente Aldo Garrido de dos disparos, al afirmar que es "la Justicia la que tiene que resolver al respecto".

"Lo que hicimos fue investigar y en menos de doce horas poner a disposición de la Justicia a Débora Acuña y su pareja, ahí termina nuestra situación concreta, haber trabajado con celeridad y dar respuesta a la ciudadanía", expresó.

La mujer, de 29 años, está acusada de ejecutar de dos balazos a Garrido durante el intento de robo en una casa de ropa, en pleno centro de San Isidro, el 17 de febrero último, y por el crimen también está detenido su esposo, Néstor Luque.

Acuña podría ser beneficiada, por estar embarazada, con arresto domiciliario y la colocación de una tobillera de seguridad, según denunció ayer la viuda de Garrido, Marta Barberis.

El comisario Paggi dijo esta mañana en una entrevista radial que la investigación "está en el ámbito de la Justicia y es la Justicia la que tiene que resolver al respecto".

"Vivimos en un sistema republicano donde hay una división tripartita de poder, yo me debo al Poder Ejecutivo y en tanto y en cuanto la ciudadanía reclama de la policía su intervención, nosotros lo hacemos", enfatizó.

Señaló que "los poderes tienen su independencia y yo no voy a opinar sobre la intervención de la Justicia, yo seguiré ejerciendo controles dentro de mi fuerza y de algún modo también dando las respuestas que la ciudadanía espera", manifestó.

Comentá la nota