Pagarán hasta $ 130 a quienes quieran ser autoridades de mesa el 28 de junio.

Comenzó por Internet la inscripción para estudiantes y para graduados universitarios.
Las elecciones parlamentarias nacionales anticipadas para el próximo 28 de junio podrían transformarse en una buena oportunidad laboral, de tan sólo 12 horas de duración, para estudiantes universitarios y para graduados que quieran desempeñar el papel de autoridad de mesa.

Los interesados en cumplir ese deber cívico, entre las 8 y las 18 de la jornada electoral, recibirán un pago de $ 130 para el caso de los que se capaciten antes de cumplir con la tarea. El ciclo de adiestramiento consiste en un breve curso que podrá hacerse en persona en la Cámara Electoral o que podrá tomarse a través de Internet. En cambio, quienes no asistan al curso y sólo concurran el día de la votación recibirán un pago de $ 100.

Sólo para independientes

Una de las condiciones para acceder a esa oferta del Estado es que los jóvenes no estén afiliados a ninguna agrupación política desde la última elección nacional, realizada el 28 de octubre de 2007.

El primer paso que deben cumplir los interesados consiste en inscribirse ante la Cámara Electoral Nacional. El trámite es sencillo y puede hacerse por medio de Internet. Para ello, la Cámara Electoral Nacional habilitó un link (vínculo) de inscripción en la página oficial www.pjn.gov.ar. En ese sitio aparece un formulario en el que cada interesado consignará sus datos personales; luego se notificará a los elegidos.

Casi 3.000 mesas

En Tucumán, se elegirán casi 6.000 autoridades de mesa, teniendo en cuenta que en los comicios de octubre de 2007 hubo dos autoridades por cada una de las 2.973 mesas habilitadas para la votación.

Con el incremento de $ 30 en el pago a cada presidente de mesa y la convocatoria cerrada únicamente a estudiantes y a graduados, las autoridades electorales pretenden combatir el alto porcentaje de ausentismo que se registró en 2007. En aquella elección, al menos un 65% de los convocados no cumplió con la obligación cívica.

Bajar esa cifra es uno de los principales desafíos que encaran los organizadores de los comicios y, para hacerlo, ya delinean varias estrategias. La idea es instruir a los empleados del correo para que insistan en que ser autoridad de mesa es una carga pública y que no presentarse es un delito contemplado por el Código Nacional Electoral.

Comentá la nota