Le pagan a 15.000 cordobeses para que terminen los estudios primarios o secundarios

Un programa nacional implementado por el Ministerio de Educación de la Provincia otorga un incentivo de 50 pesos a quienes por distintas razones no hayan terminado sus estudios. El objetivo es mejorar las condiciones de empleabilidad de quienes hoy son beneficiarios de distintos planes sociales nacionales.
Con el doble objeto de cumplir la obligatoriedad de la terminalidad del nivel primario y secundario; y esperando dar respuesta a un universo de personas que han sido, por distintas razones, excluidas del sistema educativo público, el Ministerio de Educación de la Provincia, a través de un programa nacional, puso en marcha un plan que prevé el pago de incentivos a quienes completen sus estudios.

El sistema, denominado Programa de Terminalidad Educativa y Formación Profesional del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, cuenta actualmente con un padrón de 15.000 cordobeses beneficiarios que cobran un estímulo educativo de 50 pesos mensuales.

Es que, entre otras cosas, la medida persigue la meta de mejorar las condiciones de empleabilidad de los beneficiarios de planes sociales, teniendo en cuenta que la terminalidad educativa del nivel inicial y medio son condiciones mínimas indispensables para acceder a cualquier trabajo.

Según señalaron desde la cartera de Educación provincial, los adjudicatarios del nuevo plan son también beneficiarios de otros programas nacionales, como el Jefes y Jefas de Hogar, Seguro por Desempleo, Empleo Comunitario o Plan Familia. A ellos se les otorga el aliciente que sólo podrán ser destinados a movilidad y refrigerios desde y hacia la escuela.

Aclarando que no se trata de una beca mensual o un "soborno" para que 15.000 cordobeses vayan al colegio, desde Educación señalaron que se trata muchas veces de la única manera de solventar la educación en estratos sociales vulnerables, en personas que quizás siempre quisieron estudiar pero nunca pudieron por diversas razones, desde económicas y sociales hasta demográficas.

Pero los requerimientos para formar parte del programa son estrictos. No sólo debe acreditar su condición de beneficiario de algún plan social de la Nación o de desocupado, sino que el interesado inscripto debe cumplir con un porcentaje de asistencia al cursado de las materias primarias o secundarias, de lo contrario se le revoca inmediatamente la afiliación.

En este sentido, desde Educación afirmaron que la medida ha dado muy buenos resultados: en los últimos meses se dio "una notable disminución en los beneficiarios del plan, fundamentalmente, porque consiguieron trabajo", dijeron.

Política educativa

La medida provincial se inscribe en el marco de la implementación de una serie de proyectos nacionales que prevén garantizar una mejora en las condiciones de empleabilidad de los cordobeses. En este sentido, desde Educación afirmaron que el Programa de Terminalidad Educativa y Formación Profesional, se encuentra encuadrado de manera paralela al Programa Jóvenes por Más y Mejor Trabajo, una iniciativa que busca capacitar e incluir socialmente a personas desocupadas con el objeto de mejorar su empleabilidad y las chances de acceder a un trabajo calificado.

Comentá la nota