Padres se niegan a que la matrícula de la escuela N° 501 sea desdoblada

La construcción del nuevo edificio escolar generó que las autoridades educativas hayan dispuesto que parte del alumnado sea derivado a la 503 y el resto a la escuela 34. Esta medida es rechazada por los padres porque sostienen que sería un retroceso en la educación de sus hijos debido a la desintegración a la que serían sometidos.
Mientras se construye el nuevo edificio de la escuela 501, las autoridades educativas decidieron desdoblar la matrícula para que los chicos no perdieran días de clase. Los padres se manifestaron en contra de esa medida, ya que sostienen la integración es uno de los ejes más importantes de su educación y si los separan se daría un paso atrás.

Por tal motivo, ayer por la mañana un grupo de padres se movilizaron hasta el Concejo Escolar para evitar que se lleve a cabo esa medida. El inconveniente principal es que el tiempo corre porque los trabajos de construcción del nuevo inmueble comenzarán el 4 de mayo y, para esa fecha, los 193 alumnos tendrían que estar ubicados en otros establecimientos.

Dada esta situación, y debido a que resultaba imposible movilizar toda la matrícula junta a un solo establecimiento educativo, desde el Concejo Deliberante se dispuso que la mitad de los estudiantes sean trasladados a la escuela 503, mientras que el resto siga sus estudios en la escuela 34.

Ante esta medida, los padres comenzaron a reclamar porque consideraban que la mudanza a otro edificio de por si sería un trastorno para su hijos y si, a eso, se le suma la división entre los compañeritos, la situación se agravaría aun más. Por eso, como una posible solución propusieron alquilar una casa sobre Mitre que permitiría albergar a todos los estudiantes sin la necesidad de dividirlos.

El inconveniente esta dado porque se necesitarían unos 8.000 pesos mensuales para poder costear lo que sale el alquiler. Por tal motivo, desde el Consejo Escolar se les explicó a los padres que harían la correspondiente presentación para ver si la Provincia podía mandar los fondos.

Como suele suceder, los tiempos del Estado provincial no suelen ser los mismos que las urgencias del vecino común. Por eso, una de las propuestas que surgió en la víspera fue pedirle al municipio que adelantara el dinero, que lo podría llegar a hacer de manera más inmediata, para luego devolvérselo cuando el gobierno bonaerense lo envíe.

Fue así como las autoridades del Concejo Escolar se comprometieron a hacer los trámites correspondientes y, por estas horas, se aguarda la respuesta de la Provincia para ver si le propuesta presentada por los padres se puede llegara concretar.

RECLAMO

Al finalizar el encuentro con los consejeros escolares, una de las madres señaló que "estamos esperando que la Provincia nos de una respuesta, ya que se hizo un llamado de carácter de urgencia, porque nosotros estamos esperando que nos paguen un alquiler para evitar que la escuela se divida".

En caso de que la respuesta sea negativa desde la Dirección de Escuelas, añadió que "la lucha seguirá" porque "no queremos que la matrícula se divida. Nos oponemos porque eso sería un contratiempo para la educación de nuestros hijos. Falta un mes para que se inicien los trabajos y como mamá es algo terrible lo que se siente, porque el mundo de nuestros hijos es muy especial y de la noche a la mañana no se lo pueden cambiar de manera radical".

Añadió al respecto que "como madre pido que alguien nos de una mano" ya que en total se necesitarían unos 50 mil pesos, cifra, que según explicó "no sería de un montó tan alto para que el Estado se pueda hacer cargo y dar la solución que están buscando los padres".

OBRA

Como se recordará, una UTE de Mar del Plata, conformada Pemonte SRL, por la Cooperativa de Vivienda, Obra y Servicios Públicos La Iniciativa y por la empresa de Servicios de Ingeniería Eléctrica; fue quien se adjudicó la licitación de la obra del nuevo edificio de la Escuela 501. De acuerdo a lo informado, los trabajos comenzarán el 4 de mayo y estarán terminados en unos 550 días.

De acuerdo a lo indicado por las autoridades, en el traslado debe hacerse con mucho cuidado porque son niños que necesitan ciertas rutinas. Por eso se debe establecer espacios lo más adecuados posibles y lo más aproximado a sus necesidades cotidianas para que no les genere un cambio demasiado abrupto. Se debe buscar lugares planos, amplios, con buena luz, buena ventilación, con cocina y baños adecuados. Pero además, no se debe olvidar que ellos tienen una huerta y actividades que hay que contemplarlas dentro del nuevo espacio.

Según se explicó, la casa que pretenden alquilar los padres sobre Mitre ya habría sido inspeccionada por los docentes de la escuela 501 y se adaptaría a las condiciones que necesitan los chicos. Por tal motivo, la idea es ir afondo con esa iniciativa y evitar que una parte del alumnado vaya a la escuela 503 y el resto a la 34.

Comentá la nota