El Padre Hugo Segovia fue declarado Ciudadano Ilustre de Mar del Plata

"Todos sentimos este merecimiento del Padre Segovia por la fuerza vehemente de los hechos acumulados sin grandilocuencia a lo largo de una vida en nuestra ciudad", dijo el Intendente.
El acto que se desarrolló en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante y contó con la presencia del presidente del Cuerpo, Marcelo Artime, así como funcionarios y personalidades de distintos ámbitos de la ciudad.

Pulti destacó la figura del Padre. "La grandilocuencia excede en sus tonos, desvirtúa lo que se ha querido decir con las palabras que se emplean. A veces los hechos tienen un poder contundente y distinto a la grandilocuencia. Entonces suele ser mejor el silencio y dejar que los hechos se expresen por sí solos", dijo el Jefe Comunal.

En ese sentido remarcó que si hay alguien a quien "no se lo conoce por la sobredimensión de sus palabras, por el exceso en el uso de la palabra es al Padre Segovia. Se lo conoce por su tono moderado, por la palabra justa, por muchas otras cosas que podemos describir. Y no ha sido el exceso de tono que acá haya tanta gente de distintos ámbitos, de la cultura, del gremial, organismos de derechos humanos, del periodismo, de otras religiones, de la justicia para homenajear a alquilen que lo merece. Y todos sentimos ese merecimiento del Padre Segovia. Por la fuerza vehemente de los hechos acumulados sin grandilocuencia a lo largo de una vida en nuestra ciudad".

Luego, el Intendente definió a Segovia como "hombre de voz baja, compromiso permanente, tono sereno y de palabra amigable", y destacó su compromiso con la vida en los momentos que tomarlos era arriesgar la propia. Un compromiso con la vida y las ideas del progreso social. El ejercicio no grandilocuente de esa ideología sembró algo de lo que hoy estamos compartiendo".

El Jefe Comunal resaltó la colaboración que prestó el Padre para la creación del Consejo Municipal de Cultura. "Lo invitamos a participar allá por el 2002 y lo tuvimos como un compañero de trabajo, comprometido con las políticas culturales. El Padre se arrimó y trabajamos codo a codo y hoy esa entidad se reúne todos los viernes en este recinto y plantea sus cosas y las debate".

Además, subrayó de Segovia "su compromiso permanente con quienes necesitan de su palabra, de su presencia en el campo pastoral. Hay una tarea pastoral que es reconocida por todos los cultos porque también es capaz de la pluralidad y el diálogo entre todos los sectores".

Por último, Pulti advirtió que el homenajeado "no es una persona más, es singular y por eso es que los marplatenses nos sentimos muy orgullosos. En 1961 se ordenó sacerdote y en esos años ha sembrado esto que hoy resumimos en este reconocimiento. Hay un sacerdote, hay un hombre, una persona, un individuo muy singular que merece este reconocimiento, que hacen los marplatenses. Porque al reconocerlos se reconocen, se simbolizan, se identifican en lo que desean y en lo que quieren".

"Cura Gaucho"

Marcelo Artime, presidente del cuerpo, reconoció que "cuando recién escuchaba el aplauso espontáneo, afectuoso, que recibió el Padre cuando ingresó al recinto, seguramente si nosotros, sin decir nada, decidieramos concluir con el acto, estaría todo dicho. Va a costar mucho decir algo que sea más claro al aplauso que recibió recién, absolutamente sincero, lleno de agradecimiento, lleno de afecto, para este amigo de Mar del Plata, que sin dudas ya era ilustre antes de esta iniciativa del Intendente para que el Concejo le diera este homenaje".

Luego de la entrega del reconocimiento, hubo tiempo para la poesía, el canto y hasta unas palabras de reconocimiento de Vicente Luis Ciano, amigo personal del Padre Segovia, que emocionó a todos los presentes en el recinto al llamarlo "Cura Gaucho, el que te atiende, te quiere, que siempre nos presta la palabra justa para aliviarnos las penas", dijo Cholo.

El Padre Segovia reconoció sentirse "postrado" luego de todo el cariño expresado por los oradores y pugnó para que los marplatenses se sientan ilustres ciudadanos al ser parte de la comunidad, aunque reconoció que prefiere evitar esas palabras grandilocuentes, como "ilustre".

"El papa Juan XXIII pidió que el Observatorio Romano tenga un estilo menos ilustre y comparto esa idea", dijo el Padre. "Este reconocimiento me hace sentir parte de la comunidad", aseveró el religioso.

También valoró el hecho que el acto se hiciera en el recinto del HCD. "Estuvo muchos años cerrado y pensé alguna vez que no se abriría nunca", dijo el Padre, al tiempo que recordó a todas las personas fundamentales de su vida y a las ciudades donde pasó los mejores momentos. Mar del Plata está en un sitio preferencial" concluyó.

Comentá la nota