Pactos y cruces en las dos provincias que elegirán gobernador en 2017

Pactos y cruces en las dos provincias que elegirán gobernador en 2017

Corrientes y Santiago del Estero. Pactos, sintonías y candidatos para las elecciones en cada jurisdicción.

Los dos portan ADN radical pero se aliaron al peronismo. Uno se prepara para volver y el otro se resigna a la despedida. El santiagueño Gerardo Zamora y el correntino Ricardo Colombi, jefes políticos de sus provincias, se perfilan como protagonistas del año electoral.

Con calendarios cruzados, consecuencia de estallidos políticos en la primera década de este siglo, Santiago del Estero y Corrientes son las únicas dos provincias que este año eligen gobernador.

Colombi, socio silvestre de Mauricio Macri que alguna vez se soñó vice de Cristina de Kirchner -butaca que finalmente ocupó Julio Cobos- forcejeó contraola para forzar su tercer mandato consecutivo, en Corrientes.

No llegó y ahora intenta ordenar su sucesión. Ya lo hizo una vez: bendijo como heredero a su primo, Arturo Colombi, con quien terminó peleado. Lo desafía un peronismo que año a año fue ganando volúmen.

Zamora, senador nacional, gobernó entre 2005 y 2013 cuando dejó a su esposa, Claudia Ledesma. Tiene bloque propio pero sintoniza con Miguel Angel Pichetto pero se mueve con su hoja de ruta propia.

En la era K fue un sólido aliado de los Kirchner. Quiere volver y aunque se prepara para enfrentar a la UCR de su provincia, evita confrontar abiertamente con la Casa Rosada.

Corrientes, con 810 mil votantes, y Santiago con 696 mil empadronados, animarán un 2017 en que el centro de gravedad será la batalla madre bonaerense donde Mauricio Macri pondrá en juego la suerte de la segunda parte de su presidencia.

Así y todo, Corrientes y Santiago aparecen en la agenda de atención de la Casa Rosada.

Colombi es uno de los cinco gobernadores de Cambiemos. En Corrientes, según las encuestas que leen en Balcarce 50, Macri tiene el mayor nivel de imagen positiva del país: 72%.

​Pero tanto en el PRO como la UCR cuestionan que "El Gordo" apostó todo a conseguir su reelección y eso puede resultar nocivo. "Perdió tiempo con una reforma de la Constitución para él y no construyó un delfín" le dijo a Clarín un dirigente de Cambiemos y alertó sobre el riesgo que constituye Carlos "Camau" Espínola como oferta del PJ.

La elección sería en septiembre.

Del menú de postulantes propios, el diputado Gustavo Valdes aparece como el plan A de Colombi aunque suenan como variantes Eduardo Vischi, Sergio Flinta o Carlos Vignolo. El PRO levanta su carta: Ingrid Jetter, ex intendente que está al frente de Vialidad. Macri la ofreció de vice; el gobernador la veta.

En Corrientes invocan una lógica: Colombi acordó siempre con una porción del peronismo al que hasta le cedió alguna vice. En 2013, con "Camau" como candidato y el PJ detrás, la elección se emparejó: ECO (Encuentro por Corrientes), el sello de Colombi, se impuso por 5 puntos, unos 25 mil votos. Por unos votos, evitó

El PJ atravesó estos años a los tumbos. Fabián Ríos, intendente de la Capital, tironea con Espínola. El 19 de marzo habrá internas para elegir candidato a gobernador pero se explora un acuerdo: "Camau" volvería a pelear la gobernador, Ríos iría por la reelección en Corrientes capital.

El microclima correntino aporta rarezas. Unas semanas atrás se dijo que "Camau" le ofreció la vice a jetter, la dirigente macrista. Antes coqueteó con Sergio Massa para tratar de juntar a suma peronismo.

Más al norte, en Santiago, la elección asoma menos difusa. Cerca de Zamora le atribuyen al senador un índice de imagen positiva de ficción: 88% de imagen positiva. En Casa Rosada lo bajan a entre 70 y 80.

Con esos números, Zamora es imbatible.

Por eso, las charlas que apuró con el gobierno van en dirección a separar la elección provincial de la nacional. En la primera, el macrismo jugaría con cierta liviandad aunque en apoyo de la UCR, donde se recorta como potencial candidato Emilio Rached, aquel senador que tuvo sus segundos de fama cuando pegó el faltazo a la votación de la 125 que desempató Cobos.

Marcelo Lugones, diputado radical, es otro nombre que aparece en el radar.

Con eso, el PRO nacional -en Santiago el referente macrista es Rodrigo Posse- se resigna a convivir con Zamora. "Es razonable y tenemos buen diálogo, y nos ha acompañado cuando fue necesario" dicen en Gobierno.

Detalle. Zamora tiene mandado como senador nacional hasta el 2019 por lo que se puso en duda que quiera volver a la gobernación por lo que se jugó con la tesis "un" o "una" Zamora.

No es oficial pero todo indica que el candidato será el hombre de la casa.

Coment� la nota