No hay pacto de señoritas

No hay pacto de señoritas
Ratificaron que Michetti será candidata sin alianza con la Coalición Cívica. “Quiere que bajemos nuestra candidata para no perder” .
Los principales voceros del macrismo salieron ayer a descartar de modo tajante cualquier tipo de acuerdo electoral con Elisa Carrió. Lilita le había sugerido a Gabriela Michetti evitar una “confrontación entre personas valiosas”. Pero el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, dijo que “Gabriela ha sido y es muy leal a Mauricio” y agregó que “las propuestas de Carrió son muy contradictorias”. El jefe del bloque de diputados nacionales del PRO, Federico Pinedo sumó: “Pedirles a los adversarios que no se presenten a una elección para que ella pueda ganar es algo que yo no entiendo bien”. La propia Michetti, a su regreso de vacaciones, se encargó de aclarar que va a obedecer el mandato de su partido. “Tratan de separarme de Mauricio y yo me siento muy ligada a él”, argumentó. Y “él” la quiere como candidata. Debajo de “él”, los macristas se dividen entre quienes la prefieren como diputada nacional y los quela quieren legisladora de la ciudad.

A todo esto, después del cimbronazo que significó la maniobra del kirchnerismo de adelantar las elecciones nacionales, se profundizó en el macrismo un duro debate sobre el papel que tiene que desempeñar Gabriela Michetti y también por el control de la Legislatura local.

En el centro del debate se encuentran, por un lado, el control del millonario presupuesto de la Legislatura y, por el otro, las conveniencias electorales para intentar imponerse en los comicios.

Si Michetti va a la Cámara de Diputados, aseguran, querría dejar “a su gente de confianza” al frente de ese cargo clave del parlamento porteño. Se pelean por ese lugar los michettistas Martín Borrelli y Helio Rebot.

Esa iniciativa choca con la de otros que pretenden hacerse de ese importante lugar, que en la actualidad controla Diego Santilli, cuyo mandato vence a fines de este año. El candidato de ese espacio es Cristian Ritondo. El tercer candidato es Esteban Bullrich, cobijado por el larretismo.

“Gabriela es candidata a legisladora, nadie le va a discutir la vicepresidencia” del cuerpo, argumentan, quienes se hallan bajo su ala.

Nadie saldrá públicamente a realizar semejante reconocimiento, pero por lo bajo, se confiesa que en la mira están los millonarios fondos del presupuesto que posee el cuerpo legislativo.

Por ejemplo, para este año la Legislatura tiene asignados 229.799.160 pesos, que son controlados y redistribuidos desde la vicepresidencia del cuerpo, se aclaró.

Casi todos los funcionarios, diputados o legisladores locales no pierden de vista la importancia del lugar.

El control de la Legislatura “es el verdadero motivo de fondo” de la pelea entre los diferentes grupos del macrismo local, aseguró, en estricto off the record a Crítica de la Argentina un influyente diputado.

“Cada grupo tiene a su pollo para poner en ese cargo, incluso la misma Gabriela, pero ninguno de los candidatos conforma y algunos de ellos, son irritantes para el resto, excepto ella misma”, explicó el legislador.

En los próximos días, se aseguró, el macrismo va definir qué hacer, porque se espera el destino que la reforma electoral tendrá este jueves en el Senado.

Comentá la nota