Pacto Reutemann-De Narváez en marcha

Pacto Reutemann-De Narváez en marcha
El senador y el diputado están en contacto permanente. Los dos cuestionaron públicamente al ex presidente y hasta se animaron a coquetear con la idea de compartir una fórmula electoral en 2011. Pero, por ahora, no tienen apuro.
Dicen que no fue una, sino que fueron dos las razones por las que Eduardo Duhalde decidió lanzarse como candidato presidencial. Una, el pico de la pelea de Néstor Kirchner con Clarín, y la otra, la noticia de que Carlos Reutemann estaba cocinando un acuerdo electoral con Francisco de Narváez.

La primera de las razones, pensaron en el entorno del ex gobernador bonaerense, le garantizaría una favorable difusión que le permitiría achicar los costos del segundo problema: la tropa que se le escabulliría frente a una dupla con marketing propio como la de Reutemann-De Narváez.

Hace quince días, dos episodios menores hicieron encender la señal de alerta en el búnker duhaldista. El primero fue el desaire público que el habitualmente parco Reutemann le propinó a Duhalde, después de que su esposa Chiche dijera por enésima vez que, si el santafesino decidía postularse en 2011, su esposo "resignaría su postulación".

"Si la decisión fuera hoy, que se lance su marido porque yo de ninguna manera estoy pensando en lanzar ninguna candidatura", fustigó y admitió estar "muy caliente" ante las reiteradas declaraciones del ex presidente y su mujer. "Estamos en el año 2009 y las elecciones son en 2011", justificó.

"Me parece que en vez de candidaturas habría que hablar hacia dónde va el país y de qué manera le ponemos el hombro al país entre todos. Estamos errando otra vez el discurso", agregó y aclaró que no dialoga con Duhalde desde 2003.

Acto seguido, frente a una pregunta sobre Francisco De Narváez, Reutemann cambió el tono. "Lo he visto bien, con muchas ganas y con mucho equipo. Me da la impresión de que está pensando en la gobernación [de Buenos Aires] pero también está pensando más arriba", dijo el santafesino y admitió que mantuvieron conversaciones.

De Narváez eligió entonces devolver gentilezas, además de admitir que piensa en competir en las elecciones presidenciales de 2011. "Reutemann es imprescindible en cualquier armado. No competiría contra él porque no lo veo como un adversario. Es más, lo acompañaría", aseguró el empresario.

"Tengo mucho reconocimiento y aprecio por Reutemann y no descarto que en el futuro tengamos distintas combinaciones", aseveró De Narváez.

En ese mismo diálogo tomó distancia de su socio electoral Mauricio Macri: "Hay que ver cómo se transmite su gestión en la Ciudad, que hoy pasa por problemas".

Consultado sobre si disputará las internas del PJ, De Narváez señaló que va "a participar", pero aclaró que eso no implicaba que fuera por la Presidencia en 2011.

"Vamos despacio, mi vocación es la provincia", dijo en diálogo con la señal de cable TN y se justificó al indicar que la interna del PJ "va a ser el eje de esta construcción política futura de la Argentina".

Tanto en el entorno de De Narváez como en el de Reutemann, se negaron a hablar con Crítica de la Argentina de la posibilidad de una fórmula compartida, aunque ninguno quiso descartarla ni desmentirla. "No vamos a decir nada. No nos conviene. Duhalde se va a desgastar solo. Faltan 18 meses para la interna", dijeron desde el denarvaecismo.

Desde ambos sectores se entusiasman con los números de una encuesta de Management & Fit y de la última consulta semanal del sitio web de La Nación.

Para M&F, que dirige el ex funcionario cavallista Eduardo Seita, los dirigentes con mejor imagen son el vicepresidente Julio Cobos (54,8), De Narváez (44,8) y Reutemann (39). Bastante más lejos se ubican Duhlade (21,3), Cristina Kirchner (20,1) y Néstor (19,7).

La Nación consultó a los lectores sobre "¿quién fue el dirigente político más destacado del año?". Al cierre de esta edición, De Narváez contaba con el 22,26%; Cobos con el 19,37 y bastante más lejos se ubicaba Duhalde con el 3,67% de las voluntades.

"El Cabezón (Duhalde) que arregle con Clarín, con la Mesa de Enlace, con la UIA, con los punteros y con quien quiera. La gente está con nosotros y eso es inapelable", torean desde La Cañitas.

Menem también quiere competir

El ex presidente Carlos Menem anunció que el próximo 20 de marzo lanzará su candidatura para suceder a la actual jefa del Estado, Cristina Fernández, durante un acto que podría realizarse "en el estadio de Obras Sanitarias o en el Luna Park".

Menem dijo que será "el cuaterno" en las internas del justicialismo, donde prevé enfrentar a "Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y a Carlos Reutemann".

En declaraciones al matutino riojano El Independiente, el senador consideró que "no" ve a Kirchner como presidenciable "en este momento, y menos va a serlo cuando llegue el momento de elegir".

Menem afirmó que estará acompañado por "Diego Ibáñez Padilla, un joven y exitoso empresario de la provincia de Buenos Aires", como postulante a la vicepresidencia.

Ibáñez Padilla es un excéntrico personaje oriundo de la localidad de Olavarría, autor de un libro llamado Cómo hacer negocios sin dinero. No se aclaró si Menem leyó el libro antes de acceder a la presidencia de la Nación o después de ello.

Comentá la nota