Pacto entre intendentes del PJ para resistir la avanzada para imponer a Axel Kicillof

Pacto entre intendentes del PJ para resistir la avanzada para imponer a Axel Kicillof

Este martes se reunen en Cañuelas. Creen que aumentaron las chances de que el ex ministro sea el elegido. Quieren que el candidato sea un alcalde.

La triple K se quedó sin la K matriarcal, la de Kirchner, Cristina. La "triple K" fue la boleta imaginaria que los intendentes del PJ temían pero, a la vez, invocaban como un antídoto para rechazar la posibilidad de que Axel Kicillof se convierta en candidato a gobernador.

Pero sin Cristina como candidata presidencial -aunque siga de vice-, el fantasma de las tres K, que se completa con Máximo Kirchner como candidato a primer diputado nacional, pierde fuerza.

Kicillof es, desde el sábado -cuando CFK anunció que dejaba el tope de la marquesina a Alberto Fernández-, un riesgo mayor para el peronismo bonaerense que quiere que el candidato para enfrentar a María Eugenia Vidal sea un intendente de la Provincia.

Están Martín Insaurralde, de Lomas, y Verónica Magario, de La Matanza, como oferta más visible y otro jefes comunal del interior, como Francisco "Paco" Durañona. El menú se agranda con el diputado Fernando Espinoza y el senador provincial Sergio Berni.

Sin Cristina, el dispositivo K dio una señal de apertura y, coinciden en el PJ y La Cámpora, eso debería leerse como suficiente. "Ahora va a aumentar la presión para ponerlo a Axel porque quieren consolidar la presencia en la provincia" dijo a Clarín un alcalde del conurbano.

Kicillof sobrevuela ese barro. Anduvo por México y Washington, y a su regreso, retomó las recorridas silenciosas por el interior de la Provincia: desde enero, cada fin de semana, visita dos o tres ciudades. A los organizadores locales les pide que a sus charlas inviten a las entidades agropecuarias.

El martes, en Merlo, hubo un encuentro de los alcaldes del PJ del conurbano para hacer causa común y el viernes se vieron, en Lomas, con Alberto F. y Máximo, que hace tiempo quiere evolucionar de jefe de La Cámpora a dirigente bonaerense y peronista. A secas.

En esa charla, el ahora candidato dijo que la paritaria política de los intendentes será con Máximo. Con él, deberán discutirse todas las listas provinciales y con él tendrán, por delante, el espadeo mayor sobre la fórmula a la gobernación.

Este martes, se verán se nuevo en Cañuelas pero con una mesa ampliada: Fernando Gray, como jefe del PJ, se encargó de convocar a los 45 intendentes que el peronismo tiene en toda la provincia.

Axel Kicillof, en campaña, en la bonaerense Carlos Tejedor.

Pero Kicillof, por su lado, sumó apoyos como el de Mario Secco (Ensenada) o se vio con jefes territoriales como Hernán Ralinqueo (25 de mayo), Pablo Zurro (Pehuajó) y Germán Lagos de Alberti

Más allá de la boleta de gobernadores, los intendentes quieren saber cómo será el procedimiento de definición de las listas provinciales -se eligen 46 diputados y 23 senadores provinciales- y se renuevan los 135 intendentes, con sus concejales, provinciales.

Coment� la nota