"Hay un pacto entre Grondona y los Kirchner".

"Hay un pacto entre Grondona y los Kirchner".
El presidente de Torneos y Competencias, Marcelo Bombau, denuncia la jugada que instrumentan la AFA y el Gobierno para quedarse con los millones de la TV.
Marcelo Bombau dice que no quiere "que la sangre llegue al río". Pero el presidente de Torneos y Competencias acusa al mandamás de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el eterno Julio Grondona (77), de tener reacciones seniles y de haber sellado "un pacto con los Kirchner", del que no da precisiones, para rescindir el contrato de televisación de los partidos, como una forma de atacar por elevación al Grupo Clarín.

Bombau dice que TyC acepta negociar con Grondona una salida al conflicto que los separa, pero le enrostra incluso haber cosechado "promesas personales" del Gobierno -que tampoco especifica- y convocó a los presidentes de todos los clubes a una reunión, este martes, sin el mandamás del fútbol.

Afirma, durante la entrevista que concedió ayer a LA NACION, que no buscan "desbancar a Grondona", pero también aclara que el zar del fútbol local puede "arrastrar a los integrantes del Comité Ejecutivo y a los clubes" a una pelea multimillonaria que puede concluir en los tribunales. Lejos, muy lejos, de la convivencia que tejieron durante los últimos 18 años, sin licitaciones, siempre con prórrogas contractuales.

"Existe un pacto entre Grondona y los Kirchner. Pongámosle el nombre que quieran", revela el empresario.

-¿Con Néstor o Cris tina?

-Cenó con los dos, creo. No sé quién llevó la voz cantante. Esto viene a plantear una alternativa real de rescindir contratos en vigor que están siendo íntegramente cumplidos. Lo consideramos una expropiación sin ningún tipo de asidero. Lo que nos preocupa es que un dirigente del fútbol mundial, que es vicepresidente de la FIFA, esté queriendo entrometer al Estado con cuestiones relacionadas al fútbol, cuando justamente la FIFA es antiestado . Además, las cifras que se están manejando no responden a los valores de mercado. Le vendimos a Canal 7 el Mundial y la Champions League y lo evaluó la Auditoría General de la Nación. Me preocupa que hoy estemos hablando de 500, 600 millones de pesos sin ningún tipo de auditoría o análisis previo. Es exageradamente superior a lo que el mercado puede dar.

-Es fuerte lo del pacto...

-No estoy pateando el tablero. El que patea el tablero es el que hace el pacto. Esto está dando vueltas desde el jueves y nadie salió a desmentir nada.

-En caso de romper el contrato, ¿la indemnización por pagar de cuánto sería?

-Si se llegara a rescindir en forma injustificada, vamos a tener daños y perjuicios, hay muchas facetas. Tenemos casi 800 contratos con cable operadores que suscribimos en función al contrato de 2007. O sea, se tiran para atrás aquellas relaciones comerciales también.

-¿Es irrisorio pensar en una indemnización mayor a los 1500 millones de pesos?

-Poné la cifra que quieras. Es tan burdo esto que no hicimos este ejercicio. A la cifra no la tengo, pero que es multimillonaria, es multimillonaria, que no te quepan dudas. No es nuestra voluntad rescindir el contrato, sí tener un diálogo y un trato con los dirigentes de los clubes porque, en definitiva, ellos van a ser los responsables de cualquier consecuencia que pueda traer una eventual rescisión.

-¿Usted quiere tumbar a Grondona?

-No, en absoluto. Nuestro interlocutor siempre ha sido Grondona. Si sigue, sigue. Ni siquiera los clubes saben de la decisión que ha tomado. No buscamos desbancar a Grondona. Queremos buscar caminos de diálogo razonables con el dirigente que sea. Esté Grondona o no.

-Más allá de la crisis y que se vendieron menos jugadores que en otros años, ¿por qué el conflicto brota ahora tras tantos años de convivencia?

-Quizá, por lo que decís, pero también es por el desmanejo [sic] interno de los clubes y la total falta de fiscalización de la AFA. Tiene responsabilidad el Gobierno, que primero dice por intermedio de Aníbal Fernández, que « el problema del fútbol lo solucione el fútbol». Le dice que no a Grondona cuando le pide el Prode bancado, o una relajación en el tratamiento de impuestos. Así, Grondona se dio vuelta y pidió el triple. Después dijo el doble. Ahí cambia el foco, y en vez de buscar soluciones vía Estado, vía Prode, decide apuntar todos sus cañones a que toda la plata me la tiene que dar la TV. Un periodista me dijo que había promesas para la AFA y promesas personales.

-¿A qué se refiere con promesas personales?

-Promesas personales respecto del interlocutor del Gobierno, que sería Grondona. No tengo el alcance. Me lo dieron así? ¿entendés? La relación se ha resquebrajado. Después de la reunión del lunes, vimos que Grondona vino con voluntad de romper y que ni siquiera los clubes lo sabían.

-¿Por qué y para qué sería el pacto que denuncia usted entre Grondona y los Kirchner?

-Creo que el pacto tiende a rescindir el contrato que tiene con TSC [Televisión Satelital Codificada]. Es un tiro directo al Grupo Clarín. Y aclaro: TyC es una cosa; Grupo Clarín, otra. No tenemos participaciones cruzadas. Pero en definitiva nos está arrastrando a nosotros. Sería bueno que confesaran el pacto.

-¿Intuye que está vinculado con la L ey de Radiodifusión?

-En el proyecto de la nueva ley, se hablaba de un acontecimiento trascendente por fin de semana, etcétera, etcétera. No sé si por el resultado de las elecciones, o por qué, pero es una forma sutil, directa, bastante burda para obtener un resultado peor.

-Pero tal vez, electoralmente, la ecuación es buena: fútbol gratis por televisión para la gente.

-Quizás electoralmente es buena, pero económica y financieramente es imposible. Nosotros le vendemos B Nacional a Canal 7 y lo está devolviendo porque no nos puede pagar. Y con el partido de los viernes, hace seis meses que no nos pagan la producción.

-Es decir, el Gobierno está endeudado con TyC.

-Sí, absolutamente.

-¿El Gobierno no las quiere pagar o no puede pagar?

-Siempre dicen con los pagos, « aguantame, aguantame...».

-¿El consumidor puede salir beneficiado de este conflicto?

-Si todos estos valores tuvieran alguna fuente de financiación que no fuera el Estado, OK. A esto lo vamos a pagar entre todos, incluso los que no tienen televisor.

-No quieren rescindir el contrato. ¿Cuál es la solución intermedia?

-Ya hemos anticipado montos de 50 millones de pesos. Si el reclamo lógico era el del sindicato, acá está la plata y arranquemos el campeonato y después vemos?, pero cambiaron el problema.

-Por el fútbol de primera división, la ganancia es de 304 millones de pesos y se le da 212 a la AFA. El monto no es tan grande para semejante conflicto. ¿Hay algo más?

-No pasa por ahí. Pasa por rescindir el contrato, no hay motivos para hacerlo. Si el Gobierno quiere ayudar a los clubes, les da plata, les regala dinero, me parece bárbaro.

-¿Por qué ahora sí Agremiados puso la inhibición sobre la mesa?

-No lo sé, ojalá lo supiera.

-¿Será que también están en el negocio?

-No sé. Tal vez es porque no aguantaron más, no toleraban más la situación. Se les terminó la paciencia.

-Pero, ¿no hablan con ellos?

-Sí, hablamos. Quieren solucionar el tema y aportar. Querían la plata, nosotros se la ofrecimos. No sé por qué hicieron esta medida. La deuda viene de arrastre, son como 40 millones.

-¿Por qué Agremiados perdió la paciencia?

-No sé, llamalo a Marchi.

-Hay muchos actores que son jueces y parte, ¿coincide?

-¿Jueces y parte?

-Grondona, Grupo Clarín, TyC, el mismo Marchi con Agremiados. Personas que forman parte de este conflicto, pero que, a su vez, pueden destrabarlo.

-Sí, totalmente. Nuestra posición no es patear el tablero, sino solucionar. Quieren 40 millones, acá los tienen. Eso es lo que podemos hacer. Pero si Marchi, o Grondona o equis tienen un juego de juez y parte no lo sé.

-Denunciar un pacto es patear el tablero. También convocar a los clubes el martes es un desafío directo a Grondona?

-Quiero proteger el contrato. Es un problema de todos, de la organización del fútbol y del tipo que vende el paty en la cancha. No queremos que la sangre llegue al río.

-¿Hablan con el Gobierno?

-No llamamos al Gobierno.

-...

-En serio. Torneos y Competencias no ha llamado al Gobierno. Te lo juro.

-¿No sería su obligación, como ejecutivo, llamar al Gobierno para verificar cuál es su posición?

-A ver? eh? si hay un contrato que está en vigor, que está siendo cumplido, no hay razones por las que un gobierno o un particular se venga a meter en esto. Hubiera sido bueno que me invitaran a esa comida, a esa cena, a esa reunión, y habláramos todos juntos. Es más, en la reunión que tuvimos con Grondona, el lunes pasado, estaba el presidente de River [José María Aguilar] y un representante de Boca [José Beraldi], que tenían una posición de dialogar, y él no los dejó.

-¿Grondona está huyendo hacia adelante?, ¿ve en ustedes la oportunidad, "la ventana", para perdurar en su cargo?

-Puede ser. Pero también se está comprando un problema.

-¿Cuál?

-Nuestro reclamo. Creo que hasta podría llegar a arrastrar a los integrantes del Comité Ejecutivo y a los clubes. Una cosa es que se corte solo y otra es si el Comité Ejecutivo lo avala. Aspiro a que los dirigentes de los clubes tengan una actitud responsable. Que se pregunten: ¿puede haber un juicio? Sí. ¿Qué indemnidad me das [por Grondona] que si yo firmo esto no tenga problemas? Sólo aspiro a que tomen una decisión racional y elaborada.

-¿Cómo es negociar con Grondona?

-La última negociación fue en 2007. Fue una negociación a cara de perro, pero es una negociación y es un diálogo. Somos socios con la AFA. O sea, si nos va bien a nosotros, les va bien a ellos. La AFA cobra el 50% de todo lo que venda TyC, con un mínimo garantizado que, en este momento, representa casi el 70 por ciento. Grondona recurrió a asesoramiento, consultó previamente con los clubes, incluyó un ir y venir que duró un mes y medio o dos meses, mínimo. ¿Y ahora estamos hablando de todo en cinco días? ¡El cambio no se puede hacer así! ¿Por qué saltó esto ahora? Quizá porque hay una agenda?

-¿El Comfer tiene algún rol en todo esto?

-Cero. No tiene ninguna injerencia en este contrato.

-¿Gabriel Mariotto?

-No.

-Se lo menciona como que?

-[Interrumpe] Sí, como que está organizando algo [sobre un equipo de abogados para asesorar a la AFA sobre cómo rescindir el contrato], pero nosotros no estamos bajo la órbita del Comfer. Nada que ver.

-¿Usted cree que la edad de Grondona es un factor en todo esto?

-? [asiente con la cabeza]. En un momento de la conversación me dijo « yo las amistades de 30 años no las voy a perder» [gesticula con su mano derecha a la altura de la cabeza]. No sé qué me quiso decir. Se siente, muy íntimamente?

-¿Acorralado?

-Quizás acorralado, o quizás al menos con la sensación de haber dado un paso que no debería haber dado. Está comprometiendo todo.

-¿Con esto Grondona compromete su cargo en la FIFA?

-No digo comprometiendo el cargo, pero él no puede despegarse de eso.

-¿Sería más fácil negociar con alguien que no fuera Grondona?

-No. Se puede negociar con Grondona. Ahora vino con una decisión tomada, ni siquiera para negociar, así es imposible.

-¿Es un problema creado por el Gobierno y por Grondona?

-Es un problema creado por las razones históricas que llevan al fútbol argentino a donde está: el desmanejo [sic] de los clubes y la total falta de fiscalización por parte de la AFA.

-¿Puede haber un tercero en discordia? ¿Alguna otra empresa, hoy, en condiciones de reemplazar a TyC?

-No. América es imposible, está concursada; Canal 9 se dedica a las latas, no a la producción, y Telefé no puede cubrir diez partidos durante el fin de semana en el interior.

-¿Hubo aprietes, mensajes?

-No? quizá mensajes como el de la AFA que subió a su página de Internet, que dice algo así como: «La AFA no aprieta, toma decisiones».

-¿Su anillo, como el de Grondona, dice "todo pasa"?

-No, en absoluto. «Todo se cumple», llegado el caso.

268 millones son los que recibe por año la AFA por parte de TyC. El detalle es así: 212 millones son de la primera A; 28 millones, por el Nacional B; 14, por la primera B, y otros 14, por Fútbol de primera. Ahora, Grondona pretende el doble, y dice que ya tiene una oferta.

Comentá la nota