Pablo Tschirsch no quiere ir a "escuchar una clase magistral de Rovira" y espera dialogar con Closs

El ex vicegobernador y diputado provincial electo por Unión PRO ratificó que su sector no asistirá a la convocatoria del presidente de la Legislatura misionera porque "el diálogo tiene que ser con el poder Ejecutivo para analizar la pobreza, la desocupación y la educación.
Tras ratificar que Unión PRO no asistirá al diálogo convocado por el presidente de la Cámara de Representantes de Misiones, Carlos Rovira, el diputado provincial electo Pablo Juan Tschirsch resaltó que "el diálogo con el Gobierno tiene que pasar por el Poder Ejecutivo, tal como sucedió en el plano nacional con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y también con el gobernador Daniel Scioli y otros gobernadores"

Para el ex vicegobernador, "el problema que hay que analizar acá tiene que ver con pobreza, con la desocupación, con la situación sanitaria tan grave que sucede en la provincia, y por supuesto el tema educativo que repercute fuertemente en cada uno de los hogares, y esos no son temas que tenga que ver con el Poder Legislativo"

Remarcó entonces, al ser consultado en el programa Curados de Espanto de la emisora La Voz Capital 99.3, que "nosotros vamos a asumir el 10 de diciembre y ahí llevaremos los temas puntuales en una agenda legislativa que estamos elaborando", y por esa razón "le estamos contestando por nota, como se tiene que hacer, que nosotros no nos negamos al diálogo, pero el diálogo tiene que ser con el Gobernador de la provincia y no con ésta actitud mediática que tiene del ingeniero Rovira, las que no son actitudes casuales, más que nada pretenden confundir a la gente"

En ese sentido, dijo que "conociéndolo a Rovira que nunca habló con la gente, que estuvo confinado siempre en el Centro de Convenciones, sorprende que ahora, de repente, se convierte en el hombre más dialoguista de la provincia", y agregó que "no vamos a conocer todavía la intencionalidad", e insistió en que "no tenemos ningún problema de ir a hablar con el Gobernador, plantearle cuál es nuestra preocupación sobre lo que sucede en Misiones".

Dijo también que esperaba que Maurice Closs "tenga éxitos hoy en la conversación con la Presidenta para conseguir recursos", porque "Misiones está muy mal, no escapa en la gravedad de todo el país, y en ese sentido estamos totalmente dispuestos a ayudar en lo que sea necesario para paliar esta situación".

Más adelante comentó que cuando asuma como legislador "vamos a ir con una agenda, que la tenemos", y se refirió a las declaraciones del diputado provincial electo por la Renovación Hugo Passalacqua tras su encuentro con Rovira: "el ministro contó que Rovira le dio una clase magistral de funcionamiento de Cámara", pero "a mi no me interesa hoy por hoy recibir una clase de ese tipo teniendo tantos problemas delicados en la provincia de Misiones", y repitió que "por eso creo que la cosa hoy pasa más por el Poder Ejecutivo que el Legislativo".

Mencionó también lo que denominó "política del soborno" que "funciona de una manera tremenda, y tuvo tanto éxito en el 2007", y por lo cual "yo tampoco quiero confundir a la población y que alguien sospeche que nosotros estamos yendo a hablar con Rovira para tratar de recibir alguna oferta, someternos al capricho y pasar a ser oficialistas nuevamente", porque "la gente sospecha mucho de los políticos hoy, entonces a mi personalmente, como le pasa también al doctor (Julio)Ifran, no nos interesa entrar en ese esquema".

En ese punto subrayó: "yo creo verdaderamente que debemos aportar a mejorar la calidad de vida de los misioneros, a tratar de ayudar al Gobernador que termine su mandato de la mejor manera, tenemos cosas para aportar y en eso estamos completamente predispuestos".

Entre los temas que considera que se deben debatir mencionó el Consejo de la Magistratura, "al que hay que replantear porque la justicia está muy venida a menos, y en ese sentido creo que hay que transparentar ese organismo que está integrado solamente por oficialistas", y refirió que "el mismo problema hay en el plano nacional, donde como en Misiones la designación de los jueces es arbitraria, muchas veces no se toman los parámetros correctos, y por supuesto también el temor que existe en algunos jueces", aunque resaltó que "gracias a Dios hay excelentes funcionarios en el ámbito judicial que no se someten al temor y al capricho del poder de turno, pero siempre es una amenaza el enjuiciamiento, porque al tener amplia o total mayoría en el Consejo de la Magistratura el oficialismo impone su criterio".

También dijo que "hay que trabajar sobre una reforma fiscal, tratar de apoyar al sector productivo, generador de empleo, que hoy está muy castigado", y por ello "muchas empresas que están yendo a Corrientes a instalarse".

Sobre la reforma política dijo que "hay que discutir la Ley de Lemas. Verdaderamente es importante que esa ley se reformule o se derogue".

Respecto a la construcción de Garabí, Tschisrsch mencionó la experiencia de Yacyretá. "Cuánta gente ha sido realmente castigada con esta represa y la imprevisión que ha existido", y señaló que "si se deja que la Nación avasalle los derechos de la provincia y vuelva a avanzar sobre nuestro territorio, es sumamente delicado. Nosotros tenemos que tratar de analizar a fondo y ser quienes definimos el criterio que se va a seguir en cuanto a la posibilidad de esta represa"

Dijo entonces que "una de las alternativas puede ser la que propone el diputado (Ricardo) Biazzi, de hacer un referendum", pero apuntó que "primero hay que informar a la población de las ventajas y desventajas, porque hemos escuchado de la intencionalidad de hacer un solo corte y esto inundaría un territorio muy grande de la provincia", mientras que "con dos cortes sería menos, pero de todas maneras el prejuicio a la provincia es grande y hay que analizar siempre el costo y el beneficio, pero el impacto ecológico va a ser muy grave, con lo cual la población tiene que poder opinar".

Comentá la nota